Capital México
PUBLICIDAD
Martes 26 de Marzo 2019

Martes 26 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Defiende Bienestar entrega de apoyos a padres de niños de estancias infantiles

STAFF CAPITAL Foto Capital Media
Autor
|
12 de Marzo 2019
|

México, 12 Mar (Notimex).- La subsecretaria de Desarrollo Social y Humano de la Secretaría de Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, ratificó ante diputados que los recursos económicos se entregarán de manera directa a padres de los niños de estancias infantiles, a través de una tarjeta bancaria, lo que permitirá no gastar en burocracia por arriba de 800 millones de pesos en la supervisión.

“A las niñas y niños con discapacidad se les entregarán tres mil 600 pesos bimestrales a las madres y padres de familia y a los niños sin discapacidad, mil 600 pesos bimestrales”, subrayó en una reunión con seis comisiones legislativas que se suspendió por un malestar de la funcionaria federal.

Afirmó que se solicitará la carta de no afiliación al ISSSTE y al IMSS, “eso es lo correcto, pero las altas, los que ya están en este momento los vamos respetar, pero en adelante vamos a garantizar que el programa vaya, cumpla el objetivo de atender a quien no tiene seguridad social”.

Explicó a fondo la política de apoyo a las estancias infantiles, así como las irregularidades que se detectaron en dicho programa, y que en ocasiones pusieron en riesgo la salud y vida de los niños en estos lugares.

Tras recordar que el Presupuesto lo aprueban los diputados y para este año se destinaron dos mil 41 millones de pesos, aclaró que el ajuste presupuestal no es el motivo por el cual se cambia la política, “si bien ustedes determinan un presupuesto y con ese es con el que vamos a trabajar pero no fue la determinante para ajustar la política”.

Aclaró también que las estancias infantiles no son propiedad del gobierno y nunca lo han sido, pues 2son un establecimiento mercantil de carácter privado” que nacieron porque la Secretaría de Desarrollo Social entregaba un apoyo de 70 mil pesos para que una responsable o un responsable estableciera una estancia”.

Por ello, dijo que es muy importante dejar en claro que el gobierno de México a través de la Secretaría de Bienestar no tiene las facultades de abrir o cerrar estancias. “Las estancias se abren a través de un permiso en el ámbito de la autoridad local, los presidentes municipales y/o los estados, dependiendo de la legislación de la entidad y es el municipio o el estado quien otorga la apertura del establecimiento mercantil, en este caso, la estancia”.

Montiel Reyes sostuvo que, debido a que nunca se normó, a lo largo de todos estos años, los responsables de estancias tenían el derecho o la posibilidad de cobrar una cuota adicional a los papás y mamás, es decir que cobraban 950 pesos del subsidio más una cuota adicional.

No obstante, reconoció que en las zonas indígenas era muy raro que alguien cobrará la cuota de corresponsabilidad adicional y las estancias salían adelante, pero hubo estancias que llegaron a cobrar hasta tres mil 550 pesos adicionales al subsidio.

“El monto promedio que se cobraba adicional a los padres de familia era de 800 pesos, pero tenemos más de mil 500 que cobraban arriba de mil 800 y algunas cobraban mucho menos; por eso el promedio aproximado es de 800 pesos adicionales a los mil 950”, expuso.

La subsecretaria explicó que la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) tenía ligada la entrega del subsidio a la supervisión y a la asistencia, pero acusó que era supervisión muy cuestionable por parte de los funcionarios de esa dependencia hasta el 2018.

Dijo que el mayor problema de corrupción, en los funcionarios de la Sedesol es precisamente la definición de a quién se le entregaba la estancia, “entonces, se decidía con quién se firmaba sin ningún criterio de otro tipo, se supervisaba, se entregaban los recursos, se pagaba y las responsables de las estancias pueden ser testigas de una serie de elementos de presión y coacción hacia ellas de quienes operaban el programa”.

Afirmó que las mujeres beneficiarias de este programa no debiesen haber tenido seguridad social de ISSSTE o IMSS, pero una de cada tres, tenía seguridad social de esas instituciones, “es decir, de 310 mil mujeres madres de familia, 100 mil sí tenían ISSSTE y sí tenían IMSS; es más, tenemos un grupo de niños que están inscritas en las estancias del ISSSTE y en las estancias de Sedesol, o estaban”.

Advirtió que el programa se desvió en el sentido original y apuntó que el IMSS invierte cuatro mil 500 pesos por niño en estancia, el ISSSTE invierte seis mil 700 “y nosotros invertíamos 950 por niño”, ante lo que cuestionó ¿por qué un niño que tiene un sistema de cuidados, el que sea, tiene mejores condiciones que otros?.

Afirmó que en este programa recibieron a 100 mil mujeres que no eran la población objetivo del programa, “entonces, para centrar el cambio, seguimos atendiendo a la misma población objetivo, niños, niñas hijos e hijas de madres trabajadoras”.

Afirmó que ahora lo que van a hacer es entregarle el recurso directamente a las madres y padres de familia, “también este programa atiende a los padres solos que no tienen apoyo para el cuidado de sus hijos, que evidentemente son los menos, pero también tienen ese derecho”.

Dijo que se realiza un censo en las casas de las madres y padres de familia, haciendo el registro fotográfico de todos los beneficiarios con la autorización debida y respetando todas las leyes, toda esa información queda en resguardo, de la administración pública.

“El modelo, ya se ha dicho, vamos a entregar recursos directamente a las madres de familia. Como los recursos se van a ir de manera directa, ya no vamos a gastar en la burocracia, que nos gastábamos un recurso muy importante, arriba de 800 millones en la supervisión”

“¿Qué vamos a hacer? Bueno, voy a casa de la madre de familia, acredita que tiene a su niño a su niña, se le entrega una tarjeta de bienestar, los primeros pagos van a ser en ventanilla, se les va a dejar la tarjeta por la operación administrativa financiera, se les entrega la tarjeta y se les va a hacer su depósito bimestral.

La funcionaria de la Secretaría del Bienestar abundó que por el cambio de administración y la transición y el cambio mismo de la política, se ha tardado un poco, porque están haciendo también el censo, etcétera.

“Los bimestres se van a pagar por adelantado; es decir, enero y febrero, sí lo vamos a pagar en marzo, insisto, por el cambio de administración y ustedes en el decreto de presupuesto nos autorizaron que al 28 de febrero se publicarán las reglas y tenemos que operar con reglas, entonces es la transición del primer año de gobierno”, agregó.

Dijo que el pago bimestral directamente a la tarjeta bancaria de los padres de familia y ella ya tendrá la libertad de ir a pagar su sistema de cuidado o escoger la manera en la que va a atender a sus hijos.

“Decir también que este esquema mantuvo el padrón de los 330 mil, hablando sobre el tema del presupuesto. Los 330 mil niños que teníamos en el padrón contemplaba niños de un año a tres con 11 meses y 29 días, o sea a cuatro cumplidos”, aclaró.

NTX/GIR-JDB/MAC

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Para Pumas, triunfo ante Chivas es camino a Liguilla [Leer más]

Sin PRI y PAN, Morena puede aprobar la reforma educativa, di [Leer más]

Acabar con desigualdad de género, pide ganadora de medalla " [Leer más]

Registra Bomberos 184 incendios en lo que va del mes en Ciud [Leer más]

Recomendados