www.capitalmexico.com.mx
Lunes 27 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 27 septiembre 2021 · 14:21
3,632,800 Confirmados
275,450 Decesos

Tres veces que era mejor dejar al Ejército en los cuarteles

 

Estos episodios ocurrieron en las últimas décadas del siglo pasado


En el pasado, el Ejército mexicano ha sido usado para contener manifestaciones y lamentablemente reprimir a algunos manifestantes. Aquí te presentamos un recuento de tres marchas en las que el Ejército fue sacado de sus cuarteles:

1968

Durante el gobierno del presidente Gustavo Díaz Ordaz, México vivió uno de los episodios más oscuros de su etapa contemporánea, cuando el Ejército reprimió una manifestación de jóvenes universitarios en Tlatelolco.

El 2 de octubre de ese año es considerado un parteaguas en la historia moderna de México, pues se comenzaron a documentar abusos a los derechos humanos de parte de militares.

En aquel entonces el Batallón Olimpia, una ramificación del Ejército, creada ex profeso para resguardar la seguridad nacional durante los Juegos Olímpicos, disparó contra una multitud en la Plaza de las Tres Culturas.

[youtube url=”https://youtu.be/5OCIdR9EHOc”]

Consulta: Así será la Guardia Nacional de López Obrador

Halconazo

En 1971 un grupo de estudiantes fue reprimido por “paramilitares” en la Ciudad de México.

‘Los Halcones’ eran un grupo de jóvenes entrenados por fuerzas armadas de México y Estados Unidos que actuaron contra los estudiantes que exigían la democratización de la enseñanza a nivel nacional, entre otras demandas.

La prensa, nacional y extranjera, también fue reprimida y decenas de heridos y detenidos fueron trasladados en camiones del Ejército a sus instalaciones del Colegio Militar.

Tanto en este suceso, como el de Tlatelolco, no hay una cifra oficial de muertos, heridos y desaparecidos.

No te pierdas: Así se están acabando a AMLO por su plan con el Ejército

Chiapas

En 1994 los militares se enfrentaron al naciente Ejercito Nacional Zapatista (EZLN) en San Cristobal de las Casas y Ocosingo, principalmente.

Decenas de indígenas murieron; organizaciones sociales nacionales e internacionales se manifestaron en contra de la violencia en el estado y empezó la aparición de paramilitares en la región.

Te puede interesar: Ocho claves del plan de seguridad de Andrés Manuel