Lunes 15 de Julio 2019
| | |

Ejidatarios denuncian colusión de autoridades para despojos en Tlalpan

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

10 de Julio 2019


Por Erick Galicia Lozano

México, 10 Jul (Notimex).- Ejidatarios de la colonia Héroes de 1910 denunciaron que son víctimas de despojo cometido por un grupo con poder económico y político que se ha ido apoderando de propiedades y cuya intención es apropiarse de hasta mil hectáreas de tierra.

En conferencia de prensa, el representante ejidal Sergio Sandoval reveló que dicha propiedad se encuentra ubicada en una zona panorámica privilegiada, en suelo de conservación, entre el volcán Xitle y el Pico del Águila.

El ejidatario denunció que el grupo se encuentra integrado por Felipe Camarillo Gutiérrez y sus familiares Darinka Pamela y Saúl Manuel Camarillo Delgado, quienes no pertenecen al ejido; Jesús Román García, David Esquivel Blanco, Margarito Espinosa Romero, José Vega Gómez, Andrés Álvarez Zamora y Raúl Sandoval Olmos.

Dichas personas, acusó, han recibido apoyo de la policía de la alcaldía de Tlalpan y de funcionarios de la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional, quienes se han prestado a empoderarlos y permitirles el uso de la violencia física y armas para imponerse en las asambleas ante los dueños legítimos.

Detalló que los problemas iniciaron con Saúl Camarillo, quien originalmente se incorporó para “ayudarlos en algunos trámites de gestión alrededor del ejido”, y con documentos falsos y promesas se eligió presidente del Comisariado Ejidal.

Al morir Saúl, el 27 de noviembre de 2018, fue relevado por su suplente Margarito Espinoza Romero, quien por ser una persona grande de edad terminó siendo “un títere del hermano de Saúl, Felipe Camarillo”.

A partir de entonces comenzaron los despojos de terrenos, que hasta la fecha suman más de 95 mil metros cuadrados, en perjuicio de siete propiedades.

El principal despojo que se pretende es el de cinco hectáreas del ejido Colonia Héroes de 1910 con un valor de 58 millones 300 mil pesos y la casa ejidal del mismo, con una superficie de 250 metros cuadrados y valor de tres millones de pesos.

Aseguró que ante ello han tratado de renovar la mesa directiva del ejido; sin embargo, 93 de los 228 ejidatarios están impedidos de asistir bajo el argumento de que “están castigados”, un concepto que no existe en la Ley Agraria.

Por ello, dijo, los ejidatarios afectados unieron fuerzas para denunciar públicamente la sumisión, probablemente por la corrupción de la policía de la delegación Tlalpan, que no han intervenido ante las agresiones que han sufrido en este caso.

Asimismo, señalaron que existe corrupción en la Procuraduría Agraria de un grupo de funcionarios que aceptó documentación apócrifa, y en la actual mesa directiva, lo que ha derivado en enfrentamientos y hechos violentos.

Por ello, se abrieron dos carpetas de investigación contra servidores y exservidores públicos de la Procuraduría Agraria y del Registro Agrario Nacional.

Asimismo, denunciaron la violencia implementada para despojar al núcleo agrario de poco más de 993 hectáreas que han comenzado a realizar de manera individual.

Acompañado por los ejidatarios Rosa Icela Álvarez y Víctor Farfán, Sergio Sandoval exigió la intervención de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, para hacer frente a este problema.

-Fin de nota-

NTX/EGL/DAP