www.capitalmexico.com.mx
Miércoles 10 de Agosto 2022

El 80% de las agresiones de “tortura sexual” contra mujeres, lo realizan elementos de seguridad del Estado mexicano

El 80% de las agresiones de “tortura sexual” contra mujeres, lo realizan elementos de seguridad del Estado mexicano *FOTOS & VIDEO SEGOB
El 80% de las agresiones de “tortura sexual” contra mujeres, lo realizan elementos de seguridad del Estado mexicano *FOTOS & VIDEO SEGOB 

El 80% de las agresiones de “tortura sexual” contra mujeres, lo realizan elementos de seguridad del Estado mexicano: SEGOB.


El subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración, de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) reconoció que el 80% de las agresiones de “tortura sexual” cometido contra mujeres, lo realizan elementos de los cuerpos de seguridad del Estado mexicano.

“El 80% de las Agresiones se dan por parte de cuerpos de seguridad del Estado mexicano, en el primer contacto con la autoridad, el 37% de estas agresiones y esta tortura sexual se da fundamentalmente, en el momento de la detención y durante el traslado al Ministerio Público por parte de Policías Municipales y Policías Estatales, y el 41% cerca del 42% se da por Policías Ministeriales en el traslado a Centros de Reclusión”.

El Diagnóstico es resultado de 16 años de lucha de las mujeres sobrevivientes del caso Atenco para garantizar el reconocimiento de la práctica en México y la no repetición de actos de tortura sexual.

El documento retoma mil 280 entrevistas, realizadas a mujeres privadas de libertad en diferentes centros de reclusión alrededor del país, y revela que:_

• El 79.3% de las mujeres entrevistadas señalaron haber vivido tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, durante su arresto, traslado al Ministerio Público, estancia en el Ministerio Público, arraigo, traslado y estancia en el centro penitenciario, incluyendo servicios de salud.
• El 32.19% refirió explícitamente haber sufrido tortura sexual.
• El 11.64% se presume (por sus narraciones) que vivieron actos de tortura sexual sin haberla reconocido como tal, es decir: el 43.82% de las mujeres que fueron sometidas a actos de tortura, fueron con connotaciones de naturaleza sexual.

Alejandro Encinas, dijo que este agravio debe ser atendido con toda firmeza por el Estado mexicano, porque la otra cara de la moneda es le Impunidad en el castigo a los responsables de los hechos.

Al encabezar la presentación del “Diagnóstico Nacional Sobre Tortura Sexual Cometida Contra Mujeres Privadas de la Libertad en México”, Encinas Rodríguez, dijo que no solo pretende tener certeza y claridad de lo que sucede sino que se pretende tener acciones puntuales para enfrentar el problema.

El funcionario destacó, que para la elaboración del diagnóstico, participaron mujeres reprimidas y agredidas en los hechos violentos de san Salvador Atenco en 2006, acompañadas por el Centro PRODH y diversos especialistas.

El Diagnóstico presenta 31 recomendaciones a 10 instituciones públicas, que más allá de las autonomías de las Fiscalías y Procuradurías, deben ser atendidas como correspondencia a una sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

“Desde los temas básicos para que las Fiscalías de los Estados y la General de la República, emprendan acciones penales contra los servidores públicos que han cometido estos ilícitos, hasta la obligación de las Fiscalías de garantizar, que existan médicos legistas y Fiscalías, especializadas para que puedan tener un perfil, de género en acciones de todas las mujeres detenidas, hasta promover la independencia de los Servicios Periciales de los Ministerios públicos, para fortalecer la imparcialidad de los Dictámenes”.

El responsable de los Derechos Humanos el Gobierno Federal, aseveró que se requiere también de la responsabilidad del Poder Judicial para favorecer la exclusión de pruebas obtenidas bajo tortura y en especial de Tortura Sexual.

“Y también para asegurar la admisión de peritajes médicos y psicológicos realizados por personas independientes para garantizar, también el reconocimiento de inocencia, en los casos de las mujeres que demostraron que las pruebas que potenciaron su condena fueron obtenidas mediante tortura”.

Encinas Rodríguez, dijo que esto debe propiciar a las Instituciones públicas, la apertura de organizaciones civiles para fortalecer el Mecanismo Nacional para prevenir la tortura en la supervisión de los asuntos penitenciarios, y el establecimiento de mecanismos de acompañamiento en Centros Penitenciarios y en impulsar informes periódicos sobre la “Tortura Sexual” en las mujeres privadas de la libertad en el país.

El subsecretario reveló que parte de las denuncias señalan que las agresiones o “torturas sexuales”, son manoseos, desnudes forzada, golpes en senos, glúteos o genitales, obligación sexual vía oral, vaginal o anal, amenazas de cometer violación o la introducción de objetos en cavidades.

Las entidades que más presentan este tipo de torturas, por el número de agresiones, son el Estado de México, Veracruz, Guerrero, Nuevo León y Chihuahua.

Finalmente el funcionario dijo que hay tres pendientes para el cumplimiento de la sentencia de la CIDH, que son:

• La Fiscalía General del Estado de México debe continuar con las investigaciones (Caso Atenco)
• Se debe establecer un Mecanismo de Uso de la Fuerza (Corresponde a SEGOB coordinarlo con otras Instituciones)
• Fortalecer el Seguimiento del mecanismo en caso de Tortura Sexual.
• El acto de reconocimiento por parte del Estado mexicano.

En su turno, Italia Méndez, sobreviviente del caso Mujeres de Atenco y denunciante ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), durante la presentación del Diagnóstico y remarcó que se deben impulsar acciones para atenderla.

“Como lo hemos afirmado todos estos años, y ahora el Diagnóstico lo confirma, la tortura sexual en México contra mujeres persiste, no es un hecho del pasado, ocurre hasta el día de hoy con la alta comisión por parte de instituciones de seguridad de diferentes niveles de gobierno”.

Agregó que este diagnóstico no hubiera sido posible sin la perseverancia de las mujeres denunciantes y de las casi 30 mujeres que forman parte de la campaña “Rompiendo el silencio. Todas juntas contra la tortura sexual”.

Norma Jiménez, sobreviviente de tortura sexual en Atenco, concluyó que los responsables de la tortura sexual no sólo son quienes la ejecutan:

“También es quien la calla, también es quien no hace nada para que las víctimas tengan justicia, también es quien la siga perpetuando y alentando”.

El Centro PRODH (que les ha dado acompañamiento) resaltó que las mujeres sobrevivientes hicieron hincapié en la necesidad de que se convoque a la brevedad a una sesión del Mecanismo, en la que se presente el Diagnóstico a las instancias que lo integran, con la finalidad de garantizar la coordinación y actuación de las diferentes instituciones en el marco de las recomendaciones, así como la atención de los casos denunciados de tortura sexual.