El Estado Mexicano ofrece disculpa pública a las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, Jalisco

 

Por la gestión de recursos naturales mediante un proceso injusto, excluyente y autoritario, para la construcción de la Presa “El Zapotillo”


El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Arturo Medina Padilla, ofreció una Disculpa Pública a los pobladores de las comunidades Temacapulín, Acasico y Palmarejo, Jalisco, por la gestión de Gobiernos anteriores, en materia de Recursos Naturales mediante un proceso injusto, excluyente y autoritario, para la construcción de la Presa “El Zapotillo”.

“A nombre del Estado mexicano, les ofrezco disculpa, por hacer de la gestión de recursos naturales un proceso injusto, excluyente y autoritario”.

“A nombre del Estado mexicano, me disculpo también por el sufrimiento y la ansiedad que les causamos a ustedes y a sus familias”.

Medina Padilla manifestó a las y los pobladores, su profunda solidaridad por el desconcierto y la zozobra que experimentaron durante tantos años.

“Reconocemos su papel en la construcción de un entorno incluyente y participativo. Su labor ha dejado en claro que la imposición de proyectos de infraestructura también es violencia”.

El funcionario se dirigió a las organizaciones sociales, y resaltó que su compromiso ha sido fundamental para avanzar en la lucha contra la arbitrariedad y el abuso de poder.

“Reconocemos su papel en la construcción de una sociedad que garantice el respeto a los derechos humanos. Su labor es crucial para construir puentes y fomentar el diálogo”.

Así mismo, reconoció que las diferencias no se resuelven únicamente en las mesas de negociación o en las instituciones gubernamentales.

“Ya que las organizaciones sociales, las y los ciudadanos desempeñan un papel único y valioso al trabajar desde la base, involucrando a las comunidades y promoviendo la participación ciudadana en la búsqueda de soluciones duraderas y sostenibles”.

Arturo Medina Padilla, recordó que desde 2005, cuando empezó a promoverse el proyecto de la presa “El Zapotillo”, y que suponía la inundación de las poblaciones hasta 2021, cuando, por iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador se hicieron modificaciones a la obra hidráulica, en el marco del “Plan de Justicia para los Pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo”, fue este plan el que determinó la no inundación de dichas localidades.

“Sin embargo, desde el 2005 hasta el 2021, la gente de esta región no tuvo paz, durante años, las autoridades no protegieron a las comunidades que estaban bajo su cuidado, la presa El Zapotillo, amenazaba con borrar siglos de historia, cultura y vida comunitaria. Sin embargo, en medio de la adversidad, la fuerza y la resistencia de las comunidades se mantuvieron firmes”.

CRÉDITO: Guillermo Espinosa / @Guiesga

AGM