www.capitalmexico.com.mx
Viernes 17 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 17 septiembre 2021 · 12:21
3,549,229 Confirmados
270,348 Decesos

El machismo, enemigo que restringe derechos y cobra vidas: Geovanna Bañuelos de la Torre

Geovanna Bañuelos de la Torre Foto: Geovanna Bañuelos de la Torre
Geovanna Bañuelos de la Torre Foto: Geovanna Bañuelos de la Torre 

De acuerdo con el INEGI, 66% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia.


Es común encontrar expresiones como éstas para justificar las agresiones en contra de las mujeres: “la mataron porque una mujer no debe andar en la noche”, “para que sale vestida así”, “debe respetar a su marido”, “no enseñes demás”, “eres mía, de mi propiedad”, “se acostó con el jefe por eso la ascendieron”.

Es por ello que la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre propuso reformar el artículo tercero de la Constitución, para que la educación que imparta el Estado contribuya a combatir el machismo y la cultura patriarcal, así como a fomentar la igualdad entre hombres y mujeres.

“Tenemos un enemigo que violenta, que restringe derechos y que todos los días cobra vidas. Un mal tan enraizado en la sociedad mexicana que ha terminado por normalizarlo. Uno de los peores cánceres que debemos erradicar: el machismo”, advirtió la legisladora del Partido del Trabajo.

De acuerdo con el INEGI, 66% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia, 44 por ciento de esos casos a manos de su pareja y sólo en este año han ocurrido 473 feminicidios y 25 crímenes de odio.

La mayoría de estos ilícitos, lamentó la senadora Bañuelos de la Torre quedan en la impunidad, porque “la cultura machista ya es sistémica y aparece en todos lados”.

Geovanna Bañuelos de la Torre afirmó que esta cultura “está impregnada en nuestro inconsciente, es nociva y nos lacera a todas y todos. Los hombres no se salvan, porque las expectativas sociales se construyen para que ellos sean proveedores, participen en conductas de riesgo, sean sexualmente dominantes y eviten discutir sus emociones.

Pero estas restricciones sólo contribuyen a tasas más altas de suicidio, homicidio, adicciones y accidentes de tránsito. Muchas de las principales causas de muerte en el continente, incluidas las enfermedades cardíacas, la violencia interpersonal y los siniestros viales, están directamente relacionados con comportamientos machistas construidos socialmente.