El nombre de Heberto Castillo Martínez permanecerá para la posteridad en el Muro de Honor en el Senado

 

La presidenta de la Cámara alta, Ana Lilia Rivera, destaca legado del Ingeniero como defensor de las causas más justas y como constructor de la vida política del país


La presidenta de la Cámara alta, Ana Lilia Rivera, destaca legado del Ingeniero como defensor de las causas más justas y como constructor de la vida política del país

Por su contribución a la vida política y social del país, el nombre de Heberto Castillo Martínez fue inscrito en el Muro de Honor del Senado de la República.

Senadoras y senadores develaron, en el Muro de Honor de la Cámara alta la leyenda: “Heberto Castillo Martínez”, destacando su trayectoria, su prestigio, su voluntad política y su palabra en el propósito común de lograr la paz en Chiapas.

Activista social, político y destacado ingeniero civil mexicano, quien se convirtió en fundador de los movimientos sociales de izquierda, destacaron legisladores en Sesión Solemne.

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Ana Lilia Rivera, destacó que se reconoció a un “hombre distinguido, científico y luchador social, defensor de las causas más justas del país y constructor de la vida política”.

Gloria Sánchez Hernández, senadora de Morena, expresó que los ideales de transformación de Heberto Castillo lo impulsaron a luchar sin descanso por una verdadera democracia, que permitiera construir una sociedad equitativa, culta, libre, soberana y en continua superación.

Sus análisis, diagnósticos y pronósticos plasmados en artículos periodísticos, libros e intervenciones parlamentarias, reflejan un conocimiento profundo de la situación y problemática por la que atravesaba el país, indicó.

La legisladora por Veracruz afirmó que sus preocupaciones fueron: el bienestar de todos los mexicanos, el cuidado del medio ambiente, el aprovechamiento racional de las aguas y el respeto a la vida de la flora y la fauna del planeta.

Gloria Sánchez dijo que es necesario leerlo, retomar sus enseñanzas y ejemplo, así como procurar la combinación de la ética con la política y la ciencia, para caminar con paso firme por el bienestar, la justicia y la paz en la construcción de la democracia.

Higinio Martínez Miranda, senador de Morena, dijo que hoy se le rinde un homenaje a Heberto Castillo, pero en su momento, se le persiguió, golpeó, amenazó y encarceló más de dos años en el entonces penal de Lecumberri, no sólo por su participación en el movimiento de 1968, sino por su posición crítica y su activismo político.

Desde entonces, subrayó, el sueño del Ingeniero era ver un México distinto, más justo, en el que se erradique la indigencia, la pobreza y la corrupción, “es el sueño por el que seguimos luchando y tenemos que seguir conquistándolo”, expuso.

Laura Itzel Castillo Juárez, hija del homenajeado, recordó que su padre apoyó prácticamente todos los movimientos sociales de la época que le tocó vivir. No solamente politizaba con sus estudiantes de la UNAM y del IPN, sobre fórmulas y procesos constructivos, también, dijo, lo hacía en el seno de su familia.

En 1968 Heberto Castillo participó en el Movimiento Estudiantil, dentro de la coalición de profesores de enseñanza media y superior “Pro-libertades democráticas”, lo que provocó su encarcelamiento en la prisión de Lecumberri.

Impulsó la formación del Comité Nacional de Auscultación y Organización, que después constituyó el Partido Mexicano de los Trabajadores. En 1988 fue candidato a la presidencia de la República por el Partido Mexicano Socialista, aunque declinó a favor del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

A la ceremonia asistieron familiares y amigos de Heberto Castillo; Leopoldo Valle, consejero político de la embajada de Cuba en México; el embajador de Rusia en México, Nikolay Sofinskiy; y Marco Rodríguez Costa, embajador de México en Cuba.

Además, Heberto Castillo Juárez e Itzel Valdés Castillo, hijo y nieta de Castillo Martínez, interpretaron piezas musicales en piano; y el grupo jarocho “Un canto a Veracruz” interpretó la canción “Una sonrisa al Cielo”, en honor al ingeniero.

AGM