www.capitalmexico.com.mx
Viernes 01 de Julio 2022

En qué consiste la legítima defensa

 

La figura legal está reglamentada en todo el país


Las cifras que las autoridades compartieron acerca de la violencia y la comisión de delitos en el 2017, indican que ese año fue el más violento, al menos del sexenio. Y el 2018, va en las mismas cifras por lo que podría ser igual o peor.

Ante esta ola de violencia, muchas personas han decidido defenderse directamente en lugar de esperar a que las autoridades tomen cartas en el asunto.

El problema es que, en ocasiones, pasan de víctimas a victimarios. Por esta razón, es importante que conozcamos que es la legítima defensa y en qué condiciones se considera como tal. 

De acuerdo con el Código Penal Federal, la legítima defensa es la situación o causa por la que una persona puede justificar su conducta, liberarse de responsabilidad o reducir una pena imputada cuando una conducta o hecho prohibido por la ley haya sido cometido en su contra.

Para que la defensa propia sea considerada como legítima, debe cumplir estas condiciones:

  1. La agresión primera debe ser de manera directa y sin motivo aparente. Algo sobre lo que no se haya alertado a la víctima.
  2. Que haya conciencia y racionalidad entre el mecanismo usado para impedir o repeler el delito y el acto delictivo.
  3. Que quien se defiende, no haya provocado al agresor.

Aquí algunos ejemplos hipotéticos en que no aplicaría la legitima defensa:

  • Si te asaltan y no puedes defenderte pero el siguiente día reconoces a tu agresor, tienes manera de ‘vengarte’ y lo haces, no contaría como legítima defensa ya que no fue en el momento y, como hecho secundario, estuvo motivado por una provocación.
  • Si te chocan el automóvil y discutes con el otro conductor y lo incitas a la agresión con frases provocativas y éste te da un golpe y luego tu te defiendes, no cuenta como legítima defensa por que no cumple la tercera condición.
  • Si intentan robarte tu cartera y tienes una pistola y la usas para dispararle al delincuente pero no tienes permiso ni razón para portar armas de fuego, no se considera legítima defensa.
  • Si un par de hermanos tienen un pleito de años y un día llegan a los golpes, el segundo que agrede no puede alegar legítima defensa ya que hay un antecedente de pelea y no es sin motivo aparente.

Ejemplos en que han aplicado los principios de legítima defensa:

  • El militar retirado que repelió a un par de asaltantes con un arma de fuego en la zona Centro de la Ciudad de México el seis de junio de 2018. El hombre fue liberado pues se acreditó que actúo en legítima defensa y que podía portar un arma. Aquí la explicación.
  • El nueve de diciembre de 2013, dos hombres abusaron sexualmente de Yakiri Rubio y la agredieron con una navaja. Cuando intentaba escapar, le volvieron a asestar navajazos pero ella le quitó el arma a su agresor y se lo clavó en la yugular. En el ministerio público al que acudió a denunciar la violación, la declararon culpable de homicidio. Estuvo presa por 86 días y siguió su proceso en libertad pues el juez reclasificó el delito como homicidio con exceso de legítima defensa. Después de un año y medio de procesos legales se determinó que sí había actuado en legítima defensa y fue absuelta de cualquier delito.

TE PUEDE INTERESAR: 

AAG