WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 15 de Enero 2021
| | |

Entre crisis hídricas; sólo dos candidatos con planes

Fuga de agua. Foto: Cuartoscuro

Fuga de agua. Foto: Cuartoscuro

19 de Marzo 2018

Renovar red costará 256 mil mdp y aspirantes proponen “parches”

Aunque el Gobierno capitalino atribuye a motivaciones políticas el cierre de 50 válvulas en Venustiano Carranza, Azcapotzalco, Iztapalapa, Coyoacán y Benito Juárez, la crisis por la falta de agua está lejos de disiparse en la Ciudad de México.

Hasta el momento, los operativos puestos en marcha contra sabotajes no han arrojado ni un solo responsable del presunto boicot.

No obstante, las propias autoridades reconocen que la red hidráulica que abastece a la CDMX y Zona Metropolitana, a través de sus 13 mil kilómetros, tiene una edad promedio de 58 años, lo que la hace prácticamente obsoleta y necesitada de una gran inversión para sustituirla.

“Es un programa evaluado a precios del año pasado, habría que sumarle la inflación, pero son 256 mil millones de pesos que nos lleva a mantener un programa de inversión durante 50 años, de 5 mil 500 millones (por año), lo que implica duplicar las inversiones que se han hecho en la materia”, estimó Rubén Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex).

Situación que han aprovechado algunos candidatos a  la Jefatura de Gobierno para lanzar sus propuestas de campaña.

Uno de ellos es el del PRI, Mikel Arriola, quien prometió acabar con el desabasto de agua en cuatro años, invirtiendo 20 mil millones de pesos en infraestructura, reparación de fugas y explotación de nuevos pozos.

Mientras que en el documento Innovación y Esperanza para la CDMX, la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, plantea modernizar el sistema de distribución de agua potable de la mano con universidades, la Conagua y los estados de México e Hidalgo.

Además de un programa domiciliario de captación de agua de lluvia, principalmente donde no hay abastecimiento continuo o no existe red de suministro.

Causales 

Aunque en los últimos años el desabasto de agua en la capital del país se ha agravado, existen algunas áreas donde el problema es histórico debido a su condición geográfica.

De acuerdo con el Sacmex, zonas altas de Gustavo A. Madero, Tlalpan (Ajusco medio), Coyoacán, Magdalena Contreras e incluso algunas colonias de Azcapotzalco han padecido desde siempre las consecuencias de su ubicación.

A estas partes montañosas se agrega 30 por ciento de Iztapalapa, demarcación que además forma parte de la llamada “punta de red”, que con Iztacalco y Venustiano Carranza concentran el final de la red hidráulica en la capital.

A lo que la delegación Iztapalapa añade que otro de los agravantes es su población, de un millón 815 mil 786 habitantes, por lo que se requieren 5 mil 66 litros de agua por segundo, lo que implicaría incrementar las presiones y aumentar el número de fugas. 

En esta demarcación se registra reparto por tandeo desde 1988.

Asimismo, Aguirre subrayó que el mal estado de la infraestructura hidráulica genera fugas que derivan en que se desperdicie 40 por ciento del total de agua potable, lo que según estimaciones, equivale a mil 900 millones de litros diarios.

“Lo que es significativo son cientos de miles de pequeñas fugas en millones de conexiones que hacen que se pierda agua, que las absorbe el medio ambiente, y que finalmente hacen que tengamos una pérdida de 40 por ciento”, dijo en entrevista para CAPITALMEDIA.

El objetivo, señaló, es reducirlo a la mitad, pues en el mundo no existe una ciudad con cero por ciento de fugas, “con esa reducción tendríamos agua para darle a todos”.

A esto se agrega la renovación del sistema del drenaje “que se encuentra igual o peor que la red de suministro”, subrayó. 

Aunque enfatizó que el desarrollo inmobiliario y la gentrificación inciden directamente en el desabasto, reconoció que hay delegaciones como Cuauhtémoc y Benito Juárez que se ven mayormente afectadas por la falta de precaución de Directores Responsables de Obra y desarrolladores, quienes no hacen los ajustes necesarios a las tuberías para ampliar su capacidad.

Destacó que Álvaro Obregón es una de las zonas con mejor servicio, pero se ve directamente afectada por los mantenimientos a las redes.

Además, se suman los daños a acueductos y tuberías durante los recientes sismos, principalmente el del 19 de septiembre, que dejó en crisis hídrica a Tláhuac, Xochimilco e Iztapalapa.

“La primera etapa fue reparar fugas y ya está; la segunda es en reposición de tuberías, ahí llevamos un avance menor a 10 por ciento. Para agosto estará terminado”, estimó.

Recursos agotados, quejas al alza

El acuífero de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México es el más importante de la cuenca del valle de México. Sobre él, miles de pozos profundos extraen cerca de mil 250 millones de metros cúbicos de agua al año, según estimaciones de la Comisión Nacional del Agua.

Además de este, hay seis acuíferos donde se asienta toda la urbanización que conforma la metrópoli, de donde se extrae el doble del caudal que se tiene de recarga.

“Se están extrayendo 700 millones de metros cúbicos al año más de lo que se recargan; de acuerdo con especialistas, no debe durar más de 60, 70 años para llegar a un agotamiento total del acuífero”, auguró.

Y aunque parece lejano, la crisis hídrica va tomando forma con las recientes manifestaciones sociales, por lo que el funcionario lamentó que proyectos para potabilizar toda el agua de la CDMX y programas de reparación de fugas fueron detenidos por las asambleas Constituyente y Legislativa, al ser contratos que serían dados a la iniciativa privada.

“Hemos construido plantas potabilizadoras, sistemas para eliminación de inundaciones, se han hecho inversiones importantes pero hay que tomar en cuenta el tamaño del problema”, señaló.

En contraste, admitió que se ha incrementado casi 10 por ciento el número de quejas desde el inicio de la administración, aunque insistió en que el problema se ha hecho más visible debido a las redes sociales.

Sobre por qué el Gobierno capitalino atribuye a grupos políticos el cierre de válvulas sin señalar a responsables, justificó que hay casos donde ni personal de Sacmex ni de las delegaciones han interferido.

“Lo detectamos en Iztacalco, Venustiano Carranza y Coyoacán, entonces ahí es donde a lo mejor la contienda está más fuerte”, abundó.

Concluyó con que no se trata de una estrategia de partidos, sino de “grupúsculos” contrarios a estas delegaciones para desestabilizarlas.



AUMENTAN
LAS PROTESTAS

Mientras tanto, la capital del país ya resiente los estragos por la falta de agua y su muestra más palpable son los recientes bloqueos, donde vecinos de distintas zonas han exigido el suministro del vital líquido.

Tan sólo el 6 de marzo hubo tres cierres en Cuauhtémoc, Benito Juárez y Álvaro Obregón. Una semana antes, en Coyoacán bloquearon avenida del Imán por más de cinco horas.

Asimismo, el martes un grupo de vecinos clausuró simbólicamente las instalaciones del Sacmex en demanda de abasto de agua en las colonias Roma, Hipódromo Condesa y Condesa.


 

Más notas sobre