www.capitalmexico.com.mx
Miércoles 06 de Julio 2022

Falta mantenimiento a sensores sísmicos, alerta experto

 

El director del CIRES pugnó por más recursos


El sismo de 8.2 grados, considerado como el más fuerte en cien años, pudo no ser alertado y es que hasta hace un mes, 19 sensores, de los 36 colocados, en su mayoría en las costas del estado de Oaxaca, estaban desactivados.

Juan Espinosa Aranda, director general del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), explicó que, paulatinamente, los 19 sensores registraron fallas por falta de mantenimiento por lo que dejaron de operar a finales de julio pasado.

Ante el riesgo que implicaba, alertado por personal del CIRES, el gobierno de Oaxaca se vio obligado a destinar tres millones de pesos para la rehabilitación de cada uno de ellos, la cual concluyó a principios del mes pasado.

“Si hoy nos dan el recurso para recuperar el sistema mañana puede temblar y nos puede pescar en proceso de restauración, nos tardamos 30 días en recuperar el sistema, tuvimos mucha suerte que haya ocurrido este sismo ya recuperado el desempeño pero no está seguro porque no tenemos ni siquiera el contrato de este año, lo cual es una amenaza. No hubiera habido alerta, hubiera sido un grave problema de explicar porque hemos solicitado apoyo a todos los niveles desde que entró la actual administración”, apuntó.

Espinoza Aranda recordó que el epicentro del terremoto se registró en Chiapas, entidad que no cuenta con un sistema de alerta sísmica, situación que lo hace más peligroso en cuanto a la prevención de sismos en esta zona del Pacífico.

Te recomendamos leer:

Presidente recorre comunidades afectadas por sismo

¿Cuántas personas murieron por el temblor?

FF