WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 28 de Noviembre 2020
| | |

Las frases que usamos para decir que alguien nos puede robar

Hurto. Foto: Especial

Hurto. Foto: Especial

22 de Mayo 2018

En México las transformaciones lingüísticas son comunes

La idiosincracia del mexicano es particularmente distintiva por el uso del lenguaje que utilizamos para clasificar cosas, afirmar un hecho o simplemente referirnos a algo en especifico.

Los albures son muestra de ello, pero también la transformación de palabras y los sinónimos que utilizamos a diario para narrar nuestra cotidianidad.

En este espectro de transformaciones lingüísticas es harto común que para referirnos a un hecho como un asalto, por ejemplo, utilicemos los más diversos calificativos para describirlo o, más aún, para prevenir a alguien.

Aquí algunos ejemplo de las frases, no tan lisas ni tan llanas, que usamos para decir que alguien nos puede robar.

1.- Atracar: Aunque atracar es un verbo que se refiere al aseguramiento de algo para que no se mueva -muy común en el argot de los marineros cuando atracan una embarcación – es común que cuando se utiliza en su modo transitivo el significado sea el de robar.

La advertencia que se escucha: “No te vaya a atracar”.

2.- Dar vuelta: Aunque una vuelta se refiere a voltear algo 180 grados, girar sobre un eje o, en el lenguaje popular, recorrer algún espacio de forma meramente lúdica, este término también se refiere a un robo.

Es común que cuando alguien busca apropiarse de algo que no le pertenece, el mexicano advierta con voz preventiva al amigo, compañero o simple conocido que se ponga abusado si no “te van a dar vuelta”.

3.- Talonear: Este verbo transitivo, que es muy utilizado en Argentina, Chile, Colombia y, por supuesto, México, significa, en su definición más pura, el incitar a un caballo picándolo con los talones.

La cosa cambia cuando en su forma intransitiva (coloquial) el verbo se refiere a pedir algo prestado que seguramente ya no se va a regresar, una forma, sin lugar a dudas, de hurto.

Cuántas veces no hemos escuchado al compañero de copas exclamar “¡Aguas! Te va a talonear”, cuando alguien se acerca de manera sospechosa.

4.- Transar: Con esta palabra más de un mexicano se ha referido a la gente que está en el poder, sea político, patrón o un empresario “afortunado”.

El término es utilizado prácticamente en toda América y se refiere a una transacción a la cual se llega después de que alguna de las partes en disputa cede algo.

Por otro lado, en su definición coloquial, la palabra se utiliza para describir el despojo o la estafa que de manera tramposa realiza alguien perjudicando a uno, algunos o a muchos…

En nuestro país es común escuchar la recomendación de que nos cuidemos de alguien pues es transa y, por ende, nos puede transar.

5.- Apañar: El verbo se refiere a arreglar una cosa que se encuentre rota para que funcione de manera temporal, en lo que se realiza la compostura final.

También se utiliza para definir la resolución de una situación difícil de manera temporal.

Es común su uso como sinónimo de robo, por ejemplo para describir cuando alguien toma algo sin el consentimiento de su propietario.

“No te vaya a apañar”, es recomendación usual cuando alguien previene sobre la actitud de alguien sospechoso.

6.- Bailar: “No te vaya a llevar al baile”, advierten las voces cuando alguien pretende realizar alguna negociación o acuerdo con alguna persona de dudosa confianza o procedencia.

Aunque la palabra se refiere al acto de mover el cuerpo, generalmente al ritmo de la música, en nuestro país “llevar al baile” es sinónimo de que alguien te puede robar.

7.- Limpiar: En los barrios de las ciudades de México es común utilizar este verbo para referirnos al acto de robar.

“No te vaya a limpiar” es una advertencia común cuando de prevenir un hurto se trata.

Esta palabra, que a todas luces significa pureza, bienestar y que se relaciona, incluso, con la salud, es utilizada también para referirnos a un robo.

“Ya te limpiaron la casa”, por ejemplo, es la definición que se utiliza para referirnos a un hurto, completo, de alguna vivienda.

8.- Picar los ojos. Cuidado cuando de hablar de cuentas se trate porque si no es de fiar con quien haces tratos este “te puede picar los ojos”. La expresión la utilizamos para decir que nos pueden robar dinero o “desviarlo” a la bolsa del socio.

¿Cuál nos faltó?

Más notas sobre