www.capitalmexico.com.mx
Viernes 19 de Agosto 2022

Hasta 15 años de prisión por robo de ganado, propone el senador Ángel García Yáñez

Ganado Foto: Internet
Ganado Foto: Internet 

García Yáñez apuntó que la actividad ganadera no está exenta de sufrir los estragos de la inseguridad y ataques de la delincuencia, lo cual se traduce en pérdidas económicas millonarias para este sector.


En México, el abigeato o robo de ganado impacta en el 14.5% del Producto Interno Bruto; es decir, deja pérdidas por alrededor de 201 mil millones de pesos al año, lo que obligó al senador priista, Ángel García Yáñez presentar una iniciativa para imponer una sanción de cinco a 15 años de prisión a la o las personas que se apoderen de una o más cabezas de ganado, sin consentimiento de quien legalmente pueda disponer de ellas.

Con ello, el legislador pretende disminuir significativamente ese delito, además de que busca equiparar diversas conductas con el robo de ganado para castigarlas con la misma pena, las acciones por sacrificar ganado sin consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo.

Además, se suma a quien o quienes desfiguren o borren marcas de animales vivos o pieles; marcar o contramarcar animales orejanos en cualquier parte sin tener derecho para ello; y expedir guías, certificados, facturas electrónicas falsas o hacerlas valer, con el fin de negociar con el ganado o las pieles.

García Yáñez destacó que afortunadamente se registra una ligera disminución en la comisión de este delito; si embargo, no se puede reducir al máximo porque la penalidad que actualmente contempla el Código Penal Federal es muy baja con dos a 19 años de prisión.

El senador denunció que las autoridades correspondientes regularmente toman parámetros de la penalidad más baja, lo que permite que el responsable de esta conducta ilícita, al momento de ser sentenciado, alcance beneficios sustitutivos de la pena y pueda obtener con facilidad su libertad.

En cuanto a la adición de la equiparación con el delito de abigeato, señaló que, al ser omisos en castigar las conductas antes referidas, las personas que se dedican a cometer todos estos actos se benefician económicamente en perjuicio o detrimento del propietario de las cabezas de ganado en cualquiera de sus especies.

García Yáñez apuntó que la actividad ganadera no está exenta de sufrir los estragos de la inseguridad y ataques de la delincuencia, lo cual se traduce en pérdidas económicas millonarias para este sector.

La iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 381 Ter y se adiciona el articulo 281 Quinquies del Código Penal Federal, fue turnada directamente a las Comisiones Unidas de Justicia; y de Estudios Legislativos, Segunda.