www.capitalmexico.com.mx
Viernes 12 de Agosto 2022

UNAM da sólo 1% de su presupuesto a seguridad

 

En una década crecieron la población y los recursos para el tema, pero la inversión en protección y vigilancia es la misma


La inseguridad aumentó al interior de las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); sin embargo, su presupuesto destinado a seguridad y protección civil no lo hizo. En la última década, la máxima casa de estudios sólo destinó uno por ciento de su presupuesto total a dicho rubro.

Según información de la propia Universidad Nacional entregada a CAPITALMEDIA, mediante solicitudes de información, en 2016, de los 39 mil 381 millones 976 mil 365 pesos que fue el presupuesto total de la UNAM, el monto por concepto de vigilancia y protección civil fue de 460 millones 325 mil 738 pesos, es decir, 1.16 por ciento. Las estadísticas muestran porcentajes similares en el periodo de 2005 a 2015.

En 2005, el presupuesto para seguridad y protección civil fue de 167 millones 752 mil 985 pesos, lo que representaba sólo 96 por ciento con respecto al presupuesto total de la UNAM, que fue de 18 mil 31 millones 947 mil 178 pesos.

En números brutos, de 2005 a 2016, el presupuesto para seguridad y protección civil reflejó un incremento de 36.44 por ciento, sin embargo, los porcentajes en relación con el presupuesto total de cada año, no rebasaron 1.18 por ciento de incremento.

En el mismo periodo de análisis, el presupuesto total de la máxima casa de estudios se incrementó 45 por ciento en cifras netas y mantuvo un aumento promedio anual de 1.10 por ciento, a pesar de que la población estudiantil en la universidad aumentó a 60 mil 246 estudiantes, es decir, 4.75 por ciento.

La UNAM deberá responder a solicitudes

La Universidad Nacional tendrá que hacer públicos los gastos que realiza en sueldos, cámaras de seguridad, vehículos y vallas, entre otros elementos relativos a la vigilancia, que sustentan cada una de las cantidades por año de 2005 a 2016 destinadas a seguridad y protección civil, según lo ordenó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

El Inai revocó la respuesta de la Universidad a CAPITALMEDIA, que preguntó en qué había gastado el presupuesto. Al respecto, la UNAM contestó que “no contaba con los registros a ese nivel de detalle, por lo que no era posible atender el requerimiento”.

El instituto consideró que la UNAM no realizó una búsqueda exhaustiva en todas sus unidades administrativas, por lo que le ordenó que realice y entregue pormenorizadamente la información que se requiere en la solicitud.

“Es indiscutible que (la UNAM) sí podría conseguir la información que pidió el solicitante”, opinó el comisionado ponente, Francisco Javier Acuña.

Cifras escuetas

A pesar de que la Comisión Especial de Seguridad del Consejo Universitario de la UNAM tiene la obligación ante la comunidad universitaria de informar acerca de las políticas de seguridad que realiza dentro del campus universitario “por lo menos cada seis meses”, según se indica en su portal https://consejo.unam.mx/, no hay continuidad ni una base de datos de la Universidad que recupere la estadística de los delitos cometidos dentro de los planteles y el campus universitario.

El único informe actualizado de la Comisión de Seguridad de la Universidad Nacional, que analiza el periodo 2007 a 2015, destaca que la incidencia de actos ilícitos registrados o atendidos en Ciudad Universitaria presentó una media anual de 944 eventos, lo que refleja una reducción de 5.82 por ciento en el promedio anual acumulado. En algunos casos, el agraviado decidió no denunciar.

En 2015 destaca la disminución en el rubro de robo en 8.8 por ciento. En específico, disminuyó el robo a personas con violencia 47 puntos porcentuales y robo a personas sin violencia 35.5 por ciento, con respecto a 2014.

Entre diciembre de 2007 y julio de 2015, se presentaron, ante instancias de procuración de justicia federal y de competencia local, un total de 2 mil 955 denuncias penales por hechos ocurridos en instalaciones universitarias y por diferentes actos ilícitos. Durante los últimos ocho años, el promedio anual de denuncias ha sido de 370.

 

JPC