www.capitalmexico.com.mx

Viernes 23 de Julio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 23 julio 2021 · 18:21
2,709,739 Confirmados
2,120,815 Recuperados
237,626 Decesos

La clase media castigó con su voto los malos resultados y optó por detener el abuso de poder. PRI

elecciones Foto:Alto Nivel
elecciones Foto:Alto Nivel 

Las clases medias merecen el reconocimiento social por cumplir con sus obligaciones como ciudadanos, pagar sus impuestos puntualmente e impulsar el crecimiento del país, a pesar de ser ignorados en las políticas públicas del actual gobierno.


Las clases medias fueron el voto inteligente en estas elecciones, quienes en las urnas castigaron los malos resultados y optaron por detener los abusos de poder, señaló el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, ante las críticas que el Ejecutivo Federal hizo en contra de este sector de la sociedad por haber sufragado en contra del partido en el Gobierno.

Considero el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador debería reflexionar sobre las causas del rechazo de esta clase social, en lugar de tratar de desacreditarlas por ejercer el sufragio con libertad.

“El grupo en el gobierno debería comprender que defraudó a esos votantes con la carencia de apoyos en la crisis económica, la falta de justicia y transparencia en la tragedia de la Línea 12 del Metro, la insensibilidad frente a las demandas de los movimientos feministas, el desabasto de medicamentos y de atención médica a personas que padecen cáncer, entre muchas cosas más. Hoy más que nunca se gobierna para todos o no se gobierna”, señaló la bancada tricolor.

Las clases medias merecen el reconocimiento social por cumplir con sus obligaciones como ciudadanos, pagar sus impuestos puntualmente e impulsar el crecimiento del país, a pesar de ser ignorados en las políticas públicas del actual gobierno.

“Todas y todos los mexicanos tienen ganas de superar la pobreza, triunfar como profesionistas o emprendedores y sacar adelante a sus familias”, subrayaron los diputados priistas.

Dijeron que la oposición debe actuar con responsabilidad y congruencia frente a la amplia confianza que le otorgó la clase media en las urnas, defendiendo sus intereses y logrando consensos para reactivar la economía con empleos de calidad, devolver las oportunidades a los estudiantes universitarios y evitar el despilfarro de recursos de las familias mexicanas en proyectos sin futuro.