WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 27 de Febrero 2020
| | |

La Constitución ha perdido los principios por lo que fue creada

Constitución Foto: Internet

Constitución Foto: Internet

05 de Febrero 2020

La panista Annia Sarahí Gómez Cárdenas, dijo que en 103 años y después de más de 550 reformas hechas a su contenido, resulta necesario reflexionar sobre el espíritu que mantiene vivo nuestro pacto social.

A 103 años de su promulgación, la Constitución Política de 1917 ha perdido el enfoque nacionalista que ratificaba las garantías individuales y el federalismo; la soberanía popular; el principio de no reelección; la creación del municipio libre; educación laica y gratuita; la reforma agraria; la propiedad exclusiva de la nación sobre sus recursos y territorio; el impedimento de monopolios; los derechos laborales y la libertad de culto.

Lo anterior lo expresó el politólogo Andrés Alejandro Reséndiz Ponce, quien indicó que la Carta Magna ha sufrido 618 reformas, -65% en el periodo neoliberal– para adecuarla a la visión de los presidentes y del partido único en el poder.

Precisó que de 1982 a 2000, en los sexenios de Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, fueron cambiados 198 mandatos, en tanto que Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón acumularon 141 modificaciones y Enrique Peña Nieto concretó 66 reformas al texto constitucional, dijo durante el ciclo de conferencias ‘La Metro en el Metro’. Un paseo por el conocimiento, que organiza la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Por otro lado, durante la sesión de este miércoles, los diputados de todos los partidos políticos fijaron sus posturas respecto al 103 aniversario de la Carta Magna.

La morenista Dolores Padierna Luna señaló que muchas de las reformas han desvirtuado el carácter social de la Constitución debido a que ha sido un espacio de disputa.

Dijo que la 4T ha comenzado, en el legislativo, la tarea de reversión de las reformas que claudicaron en materia de soberanía o derechos laborales, y de aquellas marcadas con el sello privatizador.

Sin embargo, el diputado Rubén Moreira, del PRI, señaló que en nuestra Constitución no se puede dar marcha atrás en los temas torales: Estado laico, derechos humanos, derechos sociales, federalismo y democracia. Solo tenemos la libertad de mejorar los derechos de las personas y donde se han suscitado desviaciones, corregirlas.

Dijo que se ampliaron los derechos, “el árbol dio frutos en los principios de universalidad, progresividad, indivisibilidad, y pro-persona. No toquemos lo que nos ha hecho grandes”.

La panista Annia Sarahí Gómez Cárdenas, dijo que en 103 años y después de más de 550 reformas hechas a su contenido, resulta necesario reflexionar sobre el espíritu que mantiene vivo nuestro pacto social.

“Es muy positivo que en esta legislatura exista una gran voluntad por seguir impulsando reformas que beneficien a todos los mexicanos y continúen explotando el potencial de nuestra Constitución. Sin embargo, este impulso reformador no puede ni debe desperdiciarse tratándose de legislar contrarreloj o intentando complacer a dirigentes partidistas”.

“La historia de nuestro país ha sido muy clara en comprobar que todos los grandes cambios estructurales y de fondo han concluido con cambios en las leyes y reformas de gran alcance. No obstante, cuando el impulso de reformar no goza de acuerdos políticos y sociales amplios, el resultado siempre acaba siendo negativo para la mayoría de los mexicanos”, dijo.

El petista Benjamín Robles Montoya, del PT, dijo que es tiempo de articular un nuevo significado a la Constitución que asegure su plena eficacia para limitar el poder y proteger la autonomía, libertad e igualdad. Subrayó que defenderán el contenido de la Carta Magna porque “la legalidad y la justicia llegaron para quedarse”.

Juan Martín Espinoza Cárdenas, diputado de Movimiento Ciudadano, señaló que la Carta Magna sigue siendo nuestra ley suprema, a pesar de que han transcurrido más de 103 años y ha tenido diversas reformas que buscan que esté acorde con la realidad social, pero siempre cuidando y respetando su esencia revolucionaria e institucional. “Debemos cuestionarnos sobre el tipo de Constitución que tenemos, y si consideramos que su contenido sigue siendo funcional”.

Mientras la perredista Mónica Bautista Rodríguez consideró que “nuestro texto fundamental se encuentra en medio de varias grandes crisis que nos asolan: la económica, la de seguridad, la de una emergencia signada por constantes violaciones a los derechos humanos; en tanto, Laura Erika de Jesús Garza Gutiérrez, del PES, expresó que es el documento central para la vida de los mexicanos y “es la pieza clave y la estrategia maestra a fin de mantener unida a nuestra nación y país”.

Por último, Lilia Villafuerte Zavala, del PVEM, indicó: “nos seguimos haciendo cuestionamientos sobre si funciona o no, o si es el momento de volver a empezar a tener una nueva Constitución”.

Más notas sobre