www.capitalmexico.com.mx

Viernes 23 de Julio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 23 julio 2021 · 19:21
2,709,739 Confirmados
2,120,815 Recuperados
237,626 Decesos

La otra pandemia es la de los azúcares añadidos: Alejandro Armenta

Alejandro Armenta Foto: Internet
Alejandro Armenta Foto: Internet 

De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, México es el primer país consumidor de refrescos.


En México, el principal problema de salud es la diabetes mellitus y la obesidad, esta última cobra la vida de más de 400 mil personas mueren al año, informó el senador Alejandro Armenta, durante la presentación de su libro “La Pandemia de los Azúcares Añadidos en México”.

Ambas enfermedades se localizan en las comunidades indígenas y, lamentablemente, México ocupa el primer lugar en “obesidad infantil” y segundo lugar en “obesidad en adultos mayores”.

En 10 capítulos, el legislador por Morena hace una reflexión del porqué la pandemia tuvo un impacto mortífero en México, y explica que la verdadera pandemia no es el “COVID-19” en el país, sino una pandemia mundial de la que no se habla, la “obesidad”, que surge por la adicción a los añadidos de azúcar y los edulcorantes.

El primer capítulo que corresponde a la población indígena, en donde se concentra el problema de mortalidad infantil y materna, existe un fenómeno que sin duda es poco analizado, y que además en las comunidades se ha dejado una alimentación natural llegando a consumir alimentos procesados y añadidos de azúcares, cambiando la leche por la ingesta de refresco, “y podría atreverme a decirlo, tal vez se oculte por intereses de los grandes corporativos internacionales”.

“No estamos en contra de la inversión extranjera, no estamos en contra del sector privado por ningún motivo, al contrario, entendemos que es necesaria la participación del sector productivo, estamos en contra de que segmentos globales internacionales, de ciertos sectores productivos estén generando acciones que afectan a la salud pública en el mundo”, señaló Alejandro Armenta.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, México es el primer país consumidor de refrescos, y sin duda tiene implicaciones:

En México una persona promedio consume 600 vasos de refresco al año, que representa 150 litros de la bebida. En Puebla una persona promedio consume 730 vasos de refresco, que representan 182 litros de la bebida. En Chiapas una persona promedio consume 3 mil 284 vasos de refresco, que representan 821 litros de la bebida.

El también presidente de la Comisión de Hacienda en al Senado de la República, destacó que se debe legislar para distinguir conceptualmente lo que se debe de entender en materia de consumo y de nutrición por azúcares, porque no son azucares con lo que endulzan los refrescos comerciales, sino un conjunto de sustancias químicas, que, con el exceso en su consumo, deteriora el cuerpo humano.

Dijo que en México más de 400 mil personas mueren al año por obesidad, por lo que hizo una reflexión de que toda ingesta de alimentos y azúcares debe ser con moderación, llevar una dieta equilibrada, y hacer ejercicio, ya que, tomando estos aspectos con responsabilidad, al final se puede tener una buena salud, destacó que, “saber que tenemos el primer lugar en obesidad infantil y no hacer nada significa sin duda complicidad, omisión cómplice”.