www.capitalmexico.com.mx
Miércoles 06 de Julio 2022

Llevará Yndira Sandoval caso de abuso ante CIDH

 

La activista solicitó que la PGR atraiga la investigación por violación


Al advertir que existe un linchamiento mediático en su contra, la defensora de derechos humanos Yndira Sandoval denunció que fue violada por una policía estatal de Tlapa, víctima de tortura y que llevará su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La activista solicitará que la Procuraduría General de la República (PGR) atraiga la investigación ya que no tiene confianza en la Fiscalía de Guerrero.

La feminista y fundadora de la iniciativa nacional Todas MX denunció que la madrugada del 16 de septiembre fue detenida arbitrariamente, torturada durante su traslado y violada en una celda por una policía de Tlapa, Guerrero.

Criticó la filtración de dos videos difundidos en redes sociales, donde se muestra prepotente y en estado de ebridad durante su detención ya que tienen como objetivo desacreditarla.

En conferencia de prensa, afirmó que su caso representa un reto a la institucionalidad del Estado mexicano.

Digo que a mí me violó el Estado, y es al Estado a quien le exijo la reparación integral del daño”, advirtió.

La antropóloga social detalló que las autoridades actuaron con dilación para atender su caso e incluso intentaron persuadirla para evitar que presentara su denuncia. Aunque el dictamen de servicios periciales se realizó dos días después, se confirmó la agresión sexual que sufrió.

“(Se confirman) las lesiones, escoriaciones que presenté en mi cavidad vaginal, confirma los hematomas en distintas partes de mi cuerpo”, dijo.

Lamentó que la agresión que sufrió fueran a manos de una mujer.

Sandoval pidió que no se desacrediten la violación, la privación ilegal de la libertad y la tortura a la que fue sometida.

“Beber no es un delito, que me violen, que me torturen, que me criminalicen, que me hayan privado de la libertad ilegalmente, que me revictimicen y que violen el debido proceso todas las instituciones sí lo es y no es cualquier delito”, advirtió.

Manifestó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le practicó el Protocolo de Estambul para determinar si fue víctima de tortura. Destacó que los videos fueron filtrados y editados por la Fiscalía de Guerrero.

“Lo que vieron en esos videos, si bien son actos de prepotencia los cuales no justifico, de ninguna manera me enorgullecen, ustedes no vieron cuando yo tuve que decir; incluso asegurar que no me iban a desaparecer, después de las varias veces de haberles preguntado por qué me detenían, cuál era el nombre de los oficiales, de qué se me acusaba”, comentó.

Aseguró que ahora no tiene paz, vive con miedo, criminalizada y sin justicia.

“De nada me sirve ser sobreviviente, si no es con justicia desde la perspectiva de género, desde los derechos humanos y con el debido proceso, de poco me sirve ser sobreviviente si es con miedo, de poco me sirve ser sobreviviente si desde que pasaron las agresiones hasta el día de hoy no he dejado de recibir algún tipo de amenaza e intimidación, de criminalización”, afirmó.

La defensora pidió que sean sancionados todos los funcionarios involucrados en su caso.

“No permitiré que mi caso, que además es emblemático, no especial, ni que goza de algún privilegio, quiero irme a lo simbólico, a lo que habría de resaltar, mi caso representa la más vil de la descomposición, en principio porque todas y todos los agresores por acción y omisión son parte de las instituciones”, expresó.

Por la tarde, Yndira y un grupo de feministas marcharon a las oficinas de la representación del estado de Guerrero para exigir justicia y que el caso no quede impune.

Las mujeres gritaron consignas como “Yndira somos todas” y “No estás sola”.