WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 23 de Febrero 2020
| | |

'Lluvia de voces', proyecto para difundir la riqueza de las lenguas en México

Creadora 'Lluvia de voces' Foto: Internet

Creadora 'Lluvia de voces' Foto: Internet

30 de Enero 2020

México cuenta con una gran riqueza de lenguas originarias, 68 para ser exactos y 364 variantes, sin embargo no es muy común el escucharlas. 

México cuenta con una gran riqueza de lenguas originarias, 68 para ser exactos y 364 variantes, sin embargo no es muy común el escucharlas.

Nadia López García, egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, es la creadora de este gran proyecto llamado ‘Lluvia de voces’.

La poeta mixteca, ganadora del Premio Nacional de la Juventud 2018, explicó que este proyecto nació de su inquietud por saber cómo suena el norte, el sur, el este, el oeste y el centro de nuestro territorio; cómo suena el zoque o el zapoteco.

“Lo nombré Lluvia de voces porque imaginé que cada gota que cae es una lengua que podemos escuchar, y que quizá la tierra, que somos todos nosotros, está muy árida, pero con esas gotas es posible sembrarla y que germine”, afirmó.

SU HISTORIA

De origen oaxaqueño, Nadia habla mixteco. Cuando llegó a la Ciudad de México para ella era natural expresarse en su lengua para saludar, para pedir permiso o hacer sus labores cotidianas, pero era mal vista por la gente, que al escucharla hacía comentarios o gestos y le preguntaba ‘¿qué hablas?’. “Yo me decía: ‘pero si es una lengua que hablamos a 14 horas de aquí, no estamos del otro lado del mundo’”, recordó.

Entonces se percató que en México, a pesar de contar con gran riqueza de lenguas originarias (68 y 364 variantes), no estamos acostumbrados a escucharlas.

“Cualquier mexicano debería tener la sensibilidad de reconocer las distintas lenguas de nuestro territorio. A veces vamos por la calle y no detectamos a un hablante del náhuatl, del mixe o mixteco, que se usan en nuestra tierra mucho antes que el castellano. Tan solo del mixteco existen 90 variantes, yo puedo reconocer cinco”, expuso.

Entonces invitó a otros hablantes para que enseñaran palabras en sus lenguas; con su celular comenzó a grabar videos y a subirlos a Internet. Inició en Michoacán, muy cerca del volcán Paricutín; con ayuda de una niña y en no más de 50 segundos mostraron cómo se dice, en purépecha y en mixteco, agua, tierra y maíz. Hoy, “Lluvia de voces” cuenta con un canal de Youtube, incluye 22 lenguas y este año espera llegar a 60.

En México podemos decir maíz de 68 formas distintas; por ello, cuando encuentra a un hablante le pide ayuda: “comparte un poco de tu lengua, que también es tu pensamiento, y yo comparto un poco de mi lengua, que es mi mundo y mi forma de ver la vida”. De ese modo, este proyecto busca que se escuche la riqueza lingüística en nuestro territorio y que haya más interés por conocerla.

La universitaria comentó que “nadie nace discriminando, diciendo que esa lengua es de indios, no la quiero aprender; los pequeños escuchan ese discurso de algún adulto y crecen reproduciéndolo, por eso me interesa trabajar con niños que apenas se están formando una concepción del mundo, que aún no tienen prejuicios”.

En la medida que los adultos tengan conciencia de que México posee muchas lenguas, muchas voces, muchos pensamientos, pueden contagiar a su familia, a sus vecinos. “Si nos cansamos, ya perdimos; todos los días mueren variantes lingüísticas”, alertó.

“Lluvia de voces” no es un proyecto individual, es de todos. “Cuando vean un video compártanlo; no sabemos a quién llegará, pero es como una flecha que tiramos y que algo toca”.

Si dejamos de hablarlas y compartirlas “la población no se enterará de que a 14 horas de aquí hay una comunidad donde se hacen rezos para la lluvia y plegarias de agradecimiento. Los proyectos que tienen que ver con pueblos originarios, con sus lenguas o con su revitalización, únicamente funcionan si la comunidad se suma”, finalizó Nadia López García.

 

Más notas sobre