www.capitalmexico.com.mx
Lunes 23 de Mayo 2022

Los 29 batos que alientan a El Bronco desde NL

 

Son voluntarios que lo escoltan, volantean y arengan para él


DALILA ESCOBAR

 

Por las carreteras y autopistas se les ve a bordo de dos camionetas medianas detrás del autobús morado “El Bronco Independiente”, afuera de los mercados portan camisetas con los colores y logo de la campaña del gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, se colocan botargas y al ritmo de música gritan “Bronco, presidente”.

Son 29 los jóvenes que siguen por tierra a Jaime Rodríguez, “El Bronco”, a todas las entidades donde lleva su campaña electoral, todos ellos tienen entre 19 y 28 años.

Aseguran que lo siguen por convicción, aunque más bien lo hacen como una forma de responder a la ayuda que reciben para transporte escolar gratuito en su natal Nuevo León.

Ellos le llaman “agradecimiento” y afirman que no los distrae de sus estudios porque ahora, justo en el periodo de campañas, están de vacaciones.

Sin embargo, al menos en el calendario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde estudian algunos de estos jóvenes, en ninguno de los planes académicos hay vacaciones durante mayo y los primeros días de junio, sólo en el plan semestral el fin de curso es el 22 de junio.

Los gestos de Franco, de 19 años, su pose, su “discurso”, su estilo de hablar y hasta la forma de caminar son los mismos que los de “El Bronco”. Todas las frases de los jóvenes son las mismas que se escuchan en cada auditorio donde se presenta el candidato independiente.

“Lo primero que hacemos es atrevernos a despertar las conciencias, visitar el país, con todo que es una joda venir tantas horas en el camino, lo hacemos con mucho cariño y mucha voluntad para despertar al México bronco”, expone entre sus argumentos sobre por qué acompañar a su gobernador con licencia.

“Hay algunos jóvenes que reciben hoy el bono de transporte y no es justamente porque reciban ese apoyo sino porque han visto que realmente representa un cambio y lo han visto en su familia, en ese sentido es el agradecimiento y, sobre todo, además de venir a decirle a los mexicanos que no necesitamos pelearnos”.

“Él sí es una gran inspiración, yo lo admiro y de grande quiero ser como él”, asegura otro de los 29 jóvenes, de 20 años, quien prefirió omitir su nombre.

Los apoyos que da el gobierno de Nuevo León a algunos estudiantes iniciaron en abril de 2017, con un bono por 300 pesos mensuales que les ha sido depositado en la tarjeta Feria, y que en un inicio benefició a más de 16 mil 600 estudiantes de escuelas públicas de nivel medio superior del estado.

Estos recursos son otorgados a cambio de participar en un programa, “en la medida de sus posibilidades” llamado Héroes por Nuevo León, mismo que posteriormente cambió su nombre al de Diseña el Cambio NL, en el que tienen que dedicar cuatro horas al mes con trabajos comunitarios en materia social, educativa, cultural, valores y de medio ambiente.

“Mi mamá tiene 40 años votando por el PRI y por el PAN, mi abuelita tiene 70 años creyendo que el PRI va a ser la solución, yo tengo 19 y ya no estoy tan menso como para creer eso. Hoy todos los partidos quieren robar, por ejemplo Morena con todos los del PRI”.

Otra de las frases predilectas y ahora en voz de sus jóvenes seguidores es: “Las cosas que estamos dejando de hacer es dejar de estar en la pasividad, nos estamos atreviendo a hacer las cosas”.

Los jóvenes que lo siguen aseguran que al terminar el proceso electoral y de no obtener los resultados esperados, regresarán a Nuevo León a seguir estudiando y “a seguir jalando, que se ocupa”, una de las frases preferidas de Jaime Rodríguez, “El Bronco”.

Adolfo, de 24 años, asegura que “cada uno (de los jóvenes) tiene una consigna muy importante de agradecimiento y es por lo que estamos aquí apoyando al ingeniero, pero es de forma voluntaria”.

Mientras que Adolfo indica que se organizan, pues “cooperamos para los ‘lonches’, para los refrescos” y que por ejemplo en un trayecto de poco más de ocho horas él cooperó con 300 pesos de su bolsa”; en tanto que Franco afirma que “claro que hay gastos como el transporte y la comida, pero que se está haciendo de la manera más austera. Hay voluntarios en los estados que nos reciben con comida muy buena, de hecho estamos conociendo los platillos de cada estado”.

El acercamiento de “El Bronco” con los jóvenes ha sido insistente a lo largo de toda su campaña, acude a universidades en cada estado que visita, la mayoría muestra empatía, aunque siempre se enfrenta a los cuestionamientos, sobre todo de estudiantes de derecho, sobre la viabilidad de su propuesta “mochamanos” por ir en contra de los derechos humanos.

Por ejemplo, Lucía, una turista del Bosque de Chapultepec, al verlo gritó junto con sus compañeros: “¡Es El Bronco”¡ y corrió para tomarse una foto con él, como si se tratara de un cantante o actor reconocido.