WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 23 de Octubre 2019
| | |

Así serían los candidatos si fueran productos de supermercado

Foto: Reporte Indigo

Foto: Reporte Indigo

08 de Mayo 2018

Esto diría su 'empaque' y su 'etiqueta' de información nutricional

Los candidatos a la presidencia son productos. En la carrera por convertirse en el nuevo inquilino de Los Pinos se valen de estrategias para promocionar su imagen y las cualidades que los hacen ser diferentes al resto de los demás.

Estas serían las características de cada uno, si se tratara de un producto de catálogo:

ANAYA: EL NOVEDOSO

En los estantes del supermercado, el candidato de la coalición ‘Por México al Frente’ destaca por su empaque fresco, llamativo e innovador.
Es un producto preparado que ha sabido conectar con el público joven, cuenta con buenas cartas de presentación, maneja idiomas y se ha valido de la tecnología para llegar a más consumidores.
El problema está en que cuando el consumidor abre la caja del producto para conocerlo más se encuentra con que es un candidato híbrido, que busca dar la imagen de alguien fresco, pero, que al mismo tiempo le habla a un segmento de la población más conservadora y de tradiciones arraigadas.

AMLO: EL POPULAR

El abanderado de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ es un producto poderoso que después de haber estado por años en el mercado, las personas ya lo han empezado a consumir hasta convertirlo en el actual producto de moda.
Su principal ventaja es que le habla a la base de la pirámide para poder venderse de manera masiva, además de que su lenguaje es coloquial y cercano a la gente.
Hoy, la clase media ya lo consume, a pesar de las críticas que existen sobre la funcionalidad de sus propuestas.

EL BRONCO’: EL DISRUPTIVO

El candidato independiente es un producto que llama la atención y entró al mercado para demostrar que las cosas se pueden hacer de diferente forma, sin embargo, tiene antecedentes negativos que evidencian que no cumple lo que promete.
“Es un producto con un marketing disruptivo y que habla el lenguaje de la gente. A los consumidores les divierte, pero, no lo comprarían”, señala un artículo publicado en Reporte Índigo.

MEADE: EL INCOMPRABLE

Aunque el candidato por la coalición ‘Todos por México’ ha cambiado el rostro del partido que lo respalda, la realidad es que se ha quedado estancado.
Durante muchos años este producto mantuvo el monopolio del mercado, las personas lo consumieron y se dieron cuenta que tenía defectos, se decepcionaron y ahora, pese a que está en descuento, no lo quieren comprar.

ZAVALA: LA DESCONOCIDA

A pesar de tener un empaque atractivo y ser el único producto femenino en el supermercado, la candidata independiente no es muy atractiva.
Con este producto, las consumidoras se sienten identificadas, ya que en el empaque dice “Soy mujer”, el problema surge cuando buscan algo diferente en sus propuestas y no lo encuentran.

 

Recomendamos:

Existe riesgo de descarrilar el proceso electoral: Lorenzo Córdova

Guía para marcar bien la boleta electoral de votar

La historia del voto femenino en México

Encuentra más notas sobre