WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 08 de Diciembre 2019
| | |

Marco aparece “desubicado”

Autoridades capitalinas desplegaron un operativo con la policía del Estado de México para dar con el estudiante de la preparatoria número ocho. Foto: Tomada de la versión impresa

Autoridades capitalinas desplegaron un operativo con la policía del Estado de México para dar con el estudiante de la preparatoria número ocho. Foto: Tomada de la versión impresa

29 de Enero 2018

Uniformados no aplicaron protocolos adecuados, admite Hiram Almeida

Después de cinco días de su supuesta detención, el joven Marco Antonio Sánchez Flores apareció en la colonia Los Álamos, del municipio de Melchor Ocampo, informó el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

Aún sin haber tenido contacto directo con le joven de 17 años, las autoridades capitalinas aseguraron que no se trató de una desaparición forzada, ya que fue localizado a través de imagenes de video y con información del juzgado administrativo de Tlalnepantla, en la inmediaciones de Mario Colín, muy cerca del centro del municipio.

De acuerdo con las imagenes presentadas en conferencia de prensa, el joven fue captado por el circuito cerrado del juzgado cívico, aunque sus movimientos eran inseguros, cojeaba de la pierna derecha, se le observaba desubicado y confundido; incluso, en algún momento de la grabación discute.

Muestra de su desoriestación es que en estos cinco días de ausencia, el jovenfue ubicado en tres lugares diferentes: El Rosario, Azcapotzalco; Mario Colín, Tlalnepantla, y Colonia Los Álamos, sin que nadie pueda referir cómo se trasladó. La ropa con la que es captado al momento de su detención no es la misma con la que aparece en los juzgados mexiquenses. A estos detalles ninguna de las autoridades pudo dar respuesta.

Al respecto, el secretario de seguridad pública local, Hiram Almeida Estrada, indicó que no tenían informes sobre el estado de salud Sánchez Flores, aunque la autoridad municipal detalló que su aseguramiento se debió a que ponía en riesgo su vida al moverse por una vialidad muy transitada; por ello, decidieron asegurarlo y llevarlo ante el juzgado para su resguardo.

Asimismo, aclaró que no se trató de una desaparición forzada, sino una equivocada aplicación de los protocolos de detención y aseguramiento para un menor de edad, pues los policías debieron avisar a sus familiares inmediatemente.

Después del aseguramiento, Almeida no abundó sobre la forma en que fue sometido y arrojado al suelo como aparece en imagenes, por lo que los cuatro uniformados que participaron en el hecho, el pasado 23 de enero, solamente están bajo arresto administrativo y enfrentan una investigación interna por no aplicar los protocolos adecuados.

Edmundo Garrido Osorio, procudador capitalino, aseguró que la intervención de los uniformados se dio a petición de un ciudadano en las inmediaciones del Metrobús El Rosario, por lo que en el uso de sus facultados actuaron y aseguraron a Marco Antonio.

Según refieren en su corte informativo, después de subirlo a la patrulla regresaron al punto de la detención, pero el denunciante ya no se encontraba, por lo que lo dejaron en libertad. Aunque hay imágenes del momento de su aseguramiento, no las hay del momento en que supuestamente lo liberaron.

Conforme a protocolo

La carpeta de investigación por la desaparición del joven fue iniciada hasta el 25 de enero, aunque se solicitó la intervención del Centro de Antención para Personas Extraviadas o Ausentes (Capea), el 23, pues así lo indican los protocolos para declarar a una persona formalmente extraviada.

Los padres del menor acudieron a denunciar su desaparición ante la Procuraduría General de Justicia local desde el 23, pero nunca recibieron una respuesta satisfactoria, el 27 denunciaron a través de las redes sociales y medios de comunicación el hecho momento en que cuando verdaderamente comenzaron los trabajos de investigación.

Encuentra más notas sobre

Orquidea News