WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 11 de Abril 2021
| | |

Mujeres universitarias necesitan protocolos institucionales que atiendan violencia de género: SEGOB

***FOTOS SEGOB**

***FOTOS SEGOB**

05 de Marzo 2021

La funcionaria dijo que los reclamos de las universitarias ante estas conductas violentas son, sin duda, reclamos reales y legítimos.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que las mujeres universitarias necesitan protocolos institucionales que atiendan cualquier tipo de violencia de género.

“Las mujeres universitarias de nuestro país, tanto alumnas, como trabajadoras, docentes, académicas y funcionarias necesitan de protocolos institucionales que atiendan cualquier tipo de violencia de género, con el fin de crear un ambiente armónico y seguro en estos centros de enseñanza”.

Al participar en la presentación conjunta, de las directrices contra el hostigamiento y el acoso sexual, para las instituciones de Educación Superior, Sánchez Cordero, dijo que dichas directrices, establecen ejes principales para consolidar el enfoque de género dentro de las estructuras orgánicas de las escuelas de nivel superior de nuestro país.

“Son también la respuesta a dos de los problemas más recurrentes en el espacio universitario: el acoso sexual y el hostigamiento, no hay duda que el acoso y hostigamiento son una constante en la vida de muchas mujeres en cualquier ámbito, entre ellos por supuesto, el de las universidades, centros e institutos de educación superior”.

La funcionaria dijo que los reclamos de las universitarias ante estas conductas violentas son, sin duda, reclamos reales y legítimos ya que el hostigamiento sexual es el ejercicio de poder en una relación de subordinación.

“Por ejemplo, un profesor que pide favores sexuales a cambio de una calificación, en cambio, el acoso sexual es un ejercicio abusivo de poder, en el que no hay una relación de subordinación, pero sí se pone a la víctima en un estado de indefensión y riesgo; por ejemplo inclusive, un compañero que pide a una alumna favores sexuales, solo porque cree que tiene derecho a hacerlo”.

La ministra en retiro, recordó que cuando fue estudiante en la Facultad de Derecho algunos profesores se jactaban de conquistar a sus alumnas y de que “No se les escapaba una sola”.

“Fui testigo de esto y muchas otras formas de acoso y hostigamiento, situaciones como ésta hoy persisten y permanecen impunes porque no existen mecanismos claros y accesibles que garanticen la seguridad personal y la no revictimización de las mujeres que han sido objeto de acoso y hostigamiento dentro de los espacios de educación superior”.

Por ello y para hacer frente al hostigamiento y el acoso sexual, las directrices proponen tener como base la naturaleza diversa de las instituciones educativas para evaluar y diagnosticar las acciones necesarias para erradicar este tipo de violencia.

Para su implementación, las directrices retoman una estrategia efectiva a partir de herramientas como cuestionarios de evaluación a los mecanismos de prevención y atención, un modelo de protocolo de atención en los casos de acoso y de hostigamiento, así también como lineamientos para la integración estratégica de una Unidad de Género.

“Estoy segura que si todas las instituciones de educación superior implementan estas directrices, marcarán la pauta para la creación de programas internos que concienticen y atiendan oportunamente y bajo los más altos estándares, los casos de acoso sexual y hostigamiento”.

La responsable de la política interior del país reconoció que por la naturaleza orgánica de las universidades, la implementación de sanciones para los casos de acoso y hostigamiento representa una labor muy complicada y compleja.

“Sin embargo, confío en que el modelo que hoy se presenta será la guía para que las instituciones de educación superior perfeccionen los sistemas de sanciones por las vías penal, administrativa y laboral, según corresponda a las necesidades del caso”.

Además, dijo que se necesita que los órganos personales y colegiados de las instituciones de Educación Superior implementen, se apropien, y con suerte, superen, este protocolo de atención a los casos de violencia por acoso sexual y hostigamiento.

“Tenemos que unir esfuerzos, para que los centros educativos sean un entorno seguro para las mujeres universitarias, el compromiso que hoy tenemos todas las instituciones es hacer que todos los derechos y todos los espacios y lugares seguros se garanticen para que se puedan ejercer todos los derechos”.

En el encuentro virtual, la Secretaria Sánchez Cordero, aprovecho para invitar a todas las instituciones educativas del país a sumarse a este esfuerzo del Gobierno Federal y en especial de la Secretaría de Educación Pública (SEP) así como de las Universidades por hacer de cada centro educativo un espacio igualitario y seguro en donde se combata el acoso y el hostigamiento, dos grandes realmente detractores del sistema educativo del país.

“De igual forma, desde este espacio hago un llamado a todo el pueblo de México para que juntos articulemos un país fundado en la igualdad, libre de estereotipos y de discriminación sistemática hacia las mujeres”.

Finalmente la secretaria dijo que con la implementación de estas directrices se van a consolidar las voces de todas las mujeres de la historia del país, que lucharon por la libertad y la igualdad en el ámbito educativo, en acciones y resultados.

“Hagamos de México un país inclusivo, en donde la educación, el trabajo y las oportunidades alcancen y se alcancen en igualdad de condiciones, No hay cabida a ningún tipo de violencia, estas son las transformaciones que hacen historia”.

Las directrices contra el Hostigamiento y Acoso Sexual en las Instituciones de Educación Superior fueron consensadas por las Secretarías de Gobernación (SEGOB) de Educación Pública (SEP), el Instituto Nacional de las Mujeres y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Dichas directrices tienen tres ejes fundamentales:

1) La propuesta de evaluación diagnóstica, que tiene por objeto fortalecer la identificación del fenómeno de la violencia contra las mujeres y las acciones institucionales desplegadas para su atención.

2) Un modelo de unidad o instancia para la igualdad de género en las IES, en el cual se establecen las funciones que deberán considerar en la implementación de acciones de corto, mediano y largo plazo en materia de igualdad, al mismo tiempo que coadyuven en la atención y canalización de casos de hostigamiento sexual y de acoso sexual.

3) Una propuesta de estructura de protocolo o mecanismo para la prevención, atención y sanción de las conductas de hostigamiento y acoso sexual, que sea adaptable a su normatividad interna.

Más notas sobre