WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 29 de Marzo 2020
| | |

No debe cundir la alarma por el coronavirus: Investigador del IPN

Coronavirus Foto: Internet

Coronavirus Foto: Internet

31 de Enero 2020

Rommel Chacón mencionó que no se trata de un virus altamente contagioso, pues su tasa de mortalidad es de 2.8%.

Para el doctor Rommel Chacón Salinas, investigador de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, aún es demasiado prematuro para hablar de una emergencia internacional de salud pública a causa del Coronavirus, además de que no se trata de un virus altamente contagioso, pues su tasa de mortalidad es de 2.8%, a diferencia del Nipah (VNi), que alcanza hasta 76% de los casos.

Durante el ciclo de conferencias “Lunes en la ciencia”, que organiza la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana, señaló que a pesar de los 2,700 infectados en China y 81 muertos en varios países del mundo, México no ha confirmado caso alguno y, por lo tanto, la población debiera estar tranquila.

Sin embargo, indicó que para ello es de vital importancia atender las campañas de vacunación, cumplir a cabalidad con la cartilla nacional y, por ende, hacer caso omiso a los grupos anti vacunas.

Afirmó que con teorías conspiracionistas, esos grupos han provocado pasos en detrimento de la salud, al promover la no vacunación, lo que ha provocado, por ejemplo, brotes recurrentes de sarampión, lo que resulta muy lamentable, ya que la muerte a causa de esta enfermedad, sobre todo en niños y ancianos, es perfectamente controlable.

El investigador, quien estudia el desarrollo de la respuesta inmune en contra de diferentes patógenos, recordó que los primeros que intentaron generar inmunidad contra la viruela fueron los chinos.

“Para controlar el padecimiento e inducir inmunidad, los médicos chinos empleaban un procedimiento denominado variolización, el cual consistía en tomar líquido de las pústulas de los enfermos y colocarlo en brazos y piernas sanos, otra forma era tomar costras de las personas infectadas, molerlas e inocular el polvo vía nasal a los individuos sanos”, preciso.

Señaló que el procedimiento resultó tan exitoso que se extendió por toda Asia llegando hasta Turquía, donde se perfeccionó en 1803, fue tal el impacto que Carlos IV pagó una expedición mundial para llevar esta vacuna a todas las colonias españolas, bajo este principio se perfeccionó y fue en 1980 cuando la Organización Mundial de la Salud declaró a la viruela mundialmente erradicada.

El experto sostuvo que la vacuna del papiloma humano debiera ser obligatoria, ya que este virus suele conducir al cáncer cervicouterino y es la segunda principal causa de muerte entre mujeres.

Señaló también que hay avances significativos para crear la vacuna contra el VIH, sin embargo, su alta tasa de mutación hace difícil su creación, dificultando que el sistema inmunológico tenga una respuesta eficiente.

Más notas sobre