WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 19 de Septiembre 2019
| | |

Preocupa a organismos de derechos humanos intentos de debilitarlos

14 de Mayo 2019


México, 14 May (Notimex).- Los ombudsperson expresaron su preocupación por las propuestas que afectan presupuestalmente sus funciones, y aquellas que desconocen sus características y pretenden debilitar el contrapeso que tienen frente a las autoridades.

Todo Estado democrático de derecho debe contar con instancias de protección a los derechos humanos autónomas del ejercicio del poder público, a fin de ejercer como un real contrapeso a las autoridades, subrayaron.

Agrupados en la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH), los ombudsperson dieron a conocer la Declaración de Zacatecas, resultado del L Congreso Nacional y Asamblea General Ordinaria de esta organización.

“El Sistema no Jurisdiccional de Protección a los Derechos Humanos no debe revertirse, sino fortalecerse como garantía constitucional de la sociedad para hacer respetar sus derechos fundamentales”, subrayaron.

Desde luego lo anterior debe ser en consonancia con el principio de progresividad, lo que permitirá continuar y ampliar el estudio, la enseñanza y divulgación de dichos derechos.

Para ello “es necesario garantizar y fortalecer legal y constitucionalmente la autonomía de los 33 organismos públicos de derechos humanos y permitirles desarrollar sus tareas con la más amplia libertad y apego a sus características esenciales”.

Ante ello, llaman a los órganos legislativos, ejecutivos y judiciales de los niveles federal, estatal y municipal a proveer lo necesario para garantizar que las personas defensoras públicas de los derechos humanos cuenten con condiciones de seguridad y libertad para desarrollar sus tareas.

Además piden que cuando sean intimidadas, amenazadas y agredidas en el ejercicio de sus funciones se generen los mecanismos necesarios para su protección y el restablecimiento de la normalidad en el desempeño de sus tareas.

Desde su punto de vista, consideraron que las recientes reformas constitucionales -que replantearon la Guardia Nacional y la ampliación del catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva- no representan por sí mismas la solución a los problemas de inseguridad y violencia en el país.

Ello se debe a que introdujeron más elementos que contrarían el alcance del respeto a los derechos humanos como mandato del Estado, entre otros a la presunción de inocencia.

Además enfatizaron que la discusión de las leyes secundarias deberá abrirse a todos los posibles interesados, particularmente a quienes han sido víctimas de violaciones a derechos humanos, para que contribuyan en la aprobación de las mismas.

En cuanto al paso por el país de las caravanas migrantes, enfatizan que trabajan en un Protocolo de Atención que considere la prevención, protección, garantía y respeto de los derechos humanos de las personas en contexto de movilidad.

También reconocieron la importancia de fomentar el trato digno a todas las personas mediante la creación de mecanismos y el impulso de acciones desde el ámbito de sus competencias para prevenir y erradicar fenómenos como la trata de personas.

-Fin de nota-

 

NTX/EGL/JRD/MMH