Capital México

Nacional

Prevenible la mortalidad materna, asegura la senadora Kenia López Rabadán

Kenia López Rabadán Foto: Internet

Kenia López Rabadán Foto: Internet

Si bien el embarazo, el parto y el puerperio no son enfermedades, sino eventos naturales del ciclo reproductivo, bajo ciertas circunstancias pueden conllevar a la muerte de la madre y también del recién nacido, informó la senadora Kenia López Rabadán, quien presentó una iniciativa para establecer el 28 de mayo de cada año como el “Día Nacional de lucha contra la Mortalidad Materna”.

Con ello, la senadora panista busca coadyuvar en la sensibilización de esta delicada situación, cuyas principales causas de la muerte materna son prevenibles y, en ocasiones, derivan de complicaciones que aparecen durante el embarazo o incluso desde antes, pero que se ven agravados por falta o deficiencia en la atención de la salud de la mujer durante la gestación y la atención.

“Es relevante que estas muertes sean registradas, investigadas y analizadas como parte de los procedimientos de búsqueda de muertes maternas, dado que constituyen un indicador de calidad de la información de mortalidad materna y representan también un reto de salud pública”, resaltó la también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República.

Establecer un Día Nacional de lucha contra la Mortalidad Materna promoverá la convergencia de los sectores público, privado, academia y la sociedad civil organizada a fin de generar mayor investigación, mejores protocolos de atención tanto preventiva como reactiva y una mejor vigilancia epidemiológica, que en su conjunto ayuden a salvar vidas, puntualizó la legisladora.

De acuerdo con la Dirección General de Información en Salud de la Secretaría de Salud, en México se registraron 695 muertes maternas en 2019.

“En nuestro país se ha logrado reducir la incidencia de la mortalidad materna, que, si bien es una tasa significativamente menor a la existente en regiones como la áfrica subsahariana, queda aún lejos de países desarrollados tales como Canadá, que registró 10 muertes maternas por cada 100 mil para el año 2017”, detalló López Rabadán.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud establece que la muerte materna se define, actualmente, como la muerte de una mujer embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, independientemente de la duración y el sitio del embarazo, debida a cualquier causa relacionada o agravada con el embarazo mismo o su atención.

Señaló las principales causas de la muerte materna que aglutina hasta 75% de los casos, entre los que se cuentan: las hemorragias graves (en su mayoría tras el parto); las infecciones (generalmente tras el parto), la hipertensión, gestacional (preeclampsia y eclampsia) y complicaciones en el parto.

Salir de la versión móvil