WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 04 de Marzo 2021
| | |

Primo Dothé exhorta a la SSA dar prioridad a personas con discapacidad para recibir vacuna

Primo Dothé Foto: Internet

Primo Dothé Foto: Internet

19 de Enero 2021

El senador instó a garantizar el derecho a la salud de este grupo vulnerable y reducir su riesgo contagio.

El senador Primo Dothé Mata argumentó que las personas con discapacidad corren un riesgo mayor de contagiarse del nuevo coronavirus, por lo que llamó a la Secretaría de Salud a que considerarlas, así como a sus cuidadores, como grupos vulnerables ante el SARS-CoV-2 y formen parte de los primeros sectores sociales en recibir la vacuna contra el virus.

Solicitó también dar prioridad en la campaña de inmunización al personal de asociaciones e instituciones de voluntariado que atienden a quienes enfrentan alguna discapacidad, a adultos mayores, personal médico e instancias de asistencia social municipal.

El legislador argumentó que estas personas se enfrentan a la dificultad para procurarse las medidas de higiene preventivas por cuenta propia o para mantener la sana distancia, pues generalmente deben contar con alguien que las auxilie en sus actividades cotidianas.

Además, tienen la necesidad de manipular objetos para apoyarse físicamente, así como dificultades para acceder a la información oficial de salud pública.

“México tiene la obligación de adoptar todas las medidas para garantizar la seguridad y la protección de este sector de la población en situaciones de riesgo, conflicto armado, emergencias humanitarias o desastres naturales”.

Dothé Mata detalló que en el artículo 25 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, se establece que estos ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de gozar del más alto nivel de salud posible, sin discriminación.

El 3 de diciembre de 2020, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) manifestó su preocupación ante la escasez de políticas para atender a personas con discapacidad durante la emergencia sanitaria e instó al Estado mexicano a garantizar la calidad de vida de más de siete millones de personas que viven en esta condición.

Con este contexto, el senador instó a garantizar el derecho a la salud de este grupo vulnerable y reducir su riesgo contagio, así como al personal que les brinda asistencia, función que generalmente llevan a cabo familiares, vecinos o amigos cercanos, y que no están afiliados al seguro social y tampoco reciben alguna remuneración.

Más notas sobre