www.capitalmexico.com.mx
Martes 09 de Agosto 2022

¿Qué es el monzón mexicano y qué ocasiona?

¿Qué es el monzón mexicano y qué ocasiona?
 

Con base a la información emitida por el Servicio Meteorológico Nacional, la CEPC explica que estas condiciones meteorológicas son generadas por la presencia del Monzón Mexicano y un canal de baja presión en interacción con divergencia en altura, condiciones que mantendrán la presencia de lluvias durante este fin de semana.


El vocablo monzón se deriva de la palabra árabe mausim, que significa estación; por lo tanto, este fenómeno se refiere al cambio estacional en la dirección de los vientos entre el continente y el océano, detalló la Comisión.

En distintas partes del mundo se ha identificado el monzón, se tienen cuatro regiones donde se presentan:

  • El suroeste de Asia y el Océano Índico
  • Australia y la Polinesia
  • África noroccidental y el Atlántico oriental
  • Además del noroeste de México, al occidente y suroeste de Estados Unidos de América

“Cada año, entre finales de junio y principios julio, inicia el Monzón de Norteamérica (conocido también como monzón mexicano) y puede extenderse hasta septiembre. Es generado por los vientos cálidos y húmedos que provienen del Océano Pacífico y el Golfo de California, los cuales convergen sobre el noroeste del territorio nacional”.

Conagua

¿Qué características tiene el monzón mexicano?

El fenómeno climatológico se caracteriza por generar: lluvias intensas, aunque no continuas, en regiones del noroeste de México, principalmente en las montañas de la Sierra Madre Occidental y sus alrededores, que comprenden Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, el norte de Nayarit, Sinaloa y Sonora, así como el occidente y suroeste de Estados Unidos de América.

Fin de semana de lluvias por monzón

La CONAGUA informa que para esta tarde y noche se prevén precipitaciones pluviales de fuertes a puntuales sobre la zona serrana de Chihuahua, así como de dispersas a moderadas con posibles intervalos de chubascos para el resto del estado.

Además se prevé que las lluvias puedan estar acompañadas con caída de granizo, vientos fuertes y tormentas eléctricas.

Con base a la información emitida por el Servicio Meteorológico Nacional, la CEPC explica que estas condiciones meteorológicas son generadas por la presencia del Monzón Mexicano y  un canal de baja presión en interacción con divergencia en altura, condiciones que mantendrán la presencia de lluvias durante este fin de semana.

El pronóstico para este sábado indica que las precipitaciones tendrán mayor concentración sobre los municipios de Janos, Morís, Uruachi, Chínipas, Guazapares, Maguarichi, Urique, Bocoyna, Morelos, Guadalupe y Calvo, Guachochi, Balleza, Casas Grandes, Madera, Temósachic, Guerrero, Ocampo y Carichí, donde se prevé que sean de fuertes a puntales.

En Nuevo Casas Grandes, Buenaventura, Namiquipa, Cuauhtémoc, Chihuahua, Jiménez, Camargo, Delicias, Coyame y Ojinaga podrían presentarse lluvias dispersas con posibilidad de chubascos.

Para el próximo domingo 3 y lunes 4 de julio es probable que las lluvias puedan  intensificar  su fuerza y extenderse a mayor territorio estatal, sobre todo en las zonas serranas y centro sur.

Ante este pronóstico Protección Civil Estatal alerta especialmente a la población serrana por las fuertes lluvias puntuales que se esperan por la tarde del fin de semana.

Cabe destacar que las precipitaciones pueden estar acompañadas de granizo y fuertes vientos dentro de los 40 a los 50 kilómetros por hora, acompañados de tolvaneras en tramos carreteros del estado.

CONAGUA emite las siguientes recomendaciones:

Para prevenir incidentes es necesario que los automovilistas y peatones sean responsables y conscientes al transitar durante la presencia de lluvias, así como evitar estacionar sus vehículos en las aceras de calles donde generalmente hay acumulación de agua durante las precipitaciones, o bien se generan corrientes fluviales fuertes.

Evitar cruzar por ríos, arroyos o canales debido a que la fuerza de la corriente puede arrastrar vehículos u objetos que pongan en riesgo la integridad de las personas.

Esperar a que baje el volumen de agua en las calles y avenidas antes de utilizarlas y en medida de lo posible, tomar rutas alternas durante el paso de las precipitaciones pluviales, así como llamar al número de emergencia 9-1-1 si alguna persona se siente en peligro.