WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 25 de Mayo 2020
| | |

San Juan Bautista de la Salle

cover_fondatore

cover_fondatore

07 de Abril 2020

Hoy las escuelas lasallistas existen en 80 países del mundo.

San Juan Bautista de La Salle falleció el 7 de abril de 1719 a los 67 años  fue un sacerdote, teólogo y pedagogo francés innovador, que consagró su vida a formar maestros destinados a la educación de niños pobres.

Era el hijo primogénito de 11 hermanos, de Luis de La Salle y de Nicolasa Moët. Tuvo su vocación clara desde pequeño y, aunque su padre quería que fuera jurista como él, recibió la tonsura a la edad de 11 años y fue nombrado canónigo de la Catedral de Reims en 1666.

Comenzó estudios de Teología en 1669 pero cuando murieron sus padres (su madre el 19 de julio de 1671 y su padre, el 9 de abril de 1672) tuvo que abandonarlos y encargarse de la administración de los bienes de la familia y de sus hermanos pequeños durante 4 años.

Para ser más eficaz, abandonó su hogar en Reims y se fue a vivir con los maestros, renunció a su canonjía y su fortuna y, a continuación, organizó la comunidad que hoy llamamos Hermanos de las Escuelas Cristianas. Su empresa se encontró con la oposición de las autoridades eclesiásticas que no deseaban la creación de una nueva forma de vida religiosa, del tipo de una comunidad de laicos consagrados ocupándose de las escuelas “juntos y por asociación”. Los estamentos educativos de aquel tiempo quedaron perturbados por sus métodos innovadores y su absoluto deseo de gratuidad para todos, totalmente indiferente al hecho de saber si los padres podían pagar o no.

A pesar de todo, La Salle y sus hermanos lograron con éxito crear una red de escuelas de calidad, caracterizada por el uso de la lengua vernácula, los grupos de alumnos reunidos por niveles y resultados, la formación religiosa basada en temas originales, preparada por maestros con una vocación religiosa y misionera a la vez y por la implicación de los padres en la educación. Además, La Salle fue innovador al proponer centros para la formación de maestros seglares, escuelas de aprendizaje para delincuentes, escuelas técnicas, escuelas secundarias de idiomas modernos, artes y ciencias, cursos dominicales para jóvenes trabajadores y una de las primeras instituciones para la reinserción de “delincuentes”.

Sufrió persecución por algunos grupos de docentes y tuvo que acudir a varios juicios por acusaciones falsas. Algunas de sus escuelas fueron cerradas temporalmente.

Viaja a París y a Roma para hacerse cargo de escuelas para niños pobres.

Extenuado por una vida cargada de austeridades y trabajos, falleció en San Yon, cerca de Ruan, el 7 de abril de 1719, sólo unas semanas antes de cumplir 68 años. Fue enterrado inicialmente en una de las capillas de la iglesia de San Severo en Ruan. En 1734, sus restos fueron trasladados a la capilla de su pensionado en Saint Yon y, en 1835, a la de la Escuela Normal de Ruan.

Su obra se extendió rápidamente en Francia, y después de su muerte, por todo el mundo. De las 58 escuelas abiertas por Juan Bautista en 26 pueblos y ciudades, en el momento de su muerte funcionaban 42, en 22 localidades. Hoy las escuelas lasallistas existen en 80 países del mundo.

Más notas sobre