Capital México
PUBLICIDAD
Jueves 21 de Marzo 2019

Jueves 21 de Marzo 2019

UnidadInvestigación
| | |

Segob pide a ONU y OEA asumir corresponsabilidad de migración

Foto: Cuartoscuro Foto Capital Media
|
07 de Enero 2019
|

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llamó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a la Organización de los Estados Americanos (OEA) a asumir la corresponsabilidad del fenómeno migratorio que “no es provocado por México, (pero) estamos dispuestos y decididos a ser parte de la solución”.

Durante su participación en la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules de México 2019, apuntó indispensable “que los gobiernos de los países de Centroamérica, en particular Honduras, El Salvador y Guatemala, asuman sus ineludibles responsabilidades en atención de las demandas y aspiraciones de sus poblaciones”.

Aseguró que es evidente para los gobiernos centroamericanos la obligación primaria de atender la problemática en su propio territorio, debido a que las personas ven amenazadas su sobrevivencia por motivos de seguridad o de carencias para una vida digna, además de prestar atención a los flujos migratorios provenientes de Centroamérica y que cruzan por nuestro territorio en tránsito hacia los Estados Unidos.

El gobierno de México está abierto y dispuesto al diálogo serio y respetuoso y constructivo con el gobierno de los Estados Unidos de América, para atender de manera conjunta y coordinada, a los migrantes centroamericanos que ingresan a territorio mexicano con el único objeto de llegar al vecino del norte.

La funcionaria afirmó que en la actual administración irán de la mano la política exterior y la interior.

El gobierno federal calcula que hay 700 mil centroamericanos que trabajan en el sureste, principalmente Quintana Roo, la Riviera Maya y Cancún.

La nueva política migratoria en la frontera sur será para dar lugar a un ingreso ordenado y seguro, en la zona hay 12 puntos de ingreso terrestre; también tienen detectados y ubicados cerca de 370 puntos de cruce ilegal no documentado de personas.

Gobernación determinará en cuáles de los puntos hoy ilegales es posible instalar al Instituto Nacional de Migración, para el trámite de registro y admisión de migrantes, en los que no resulte, serán vigilados y controlados.

Para la entrada, será requisito la presentación de una solicitud de ingreso, en la que además de proporcionar sus datos personales, debe manifestar bajo protesta de decir verdad sus motivos de ingreso. También deberán presentar un documento de identidad personal y se le tomarán sus datos personales, las huellas dactilares y una fotografía, conforme a los estándares internacionalmente aceptados para este tipo de trámites.

Quienes rechacen proporcionar sus datos de identidad o los datos biométricos no podrán ingresar al territorio mexicano y en caso de hacerlo por un punto fuera del control oficial, al ser detenidos por la autoridad mexicana, serán deportados.

Quienes sigan los requisitos se les garantizará la respuesta a su solicitud en no más de 72 horas y podrían obtener su calidad migratoria como: residente temporal con permiso de trabajo o trabajador fronterizo; solicitante de la condición de refugiado; visitante por razones humanitarias; visitante regional y persona en tránsito hacia otro país.

El paso siguiente será darles la ubicación del municipio donde residirán y quienes tengan el objetivo de llegar a Estados Unidos serán ubicadas de inmediato en lugares que dispondrá el gobierno para que en coordinación con organismos internacionales presten atención y asesoría.

“A esas personas se les brindará asistencia humanitaria, información y asesoría para que realicen su trámite ante las autoridades migratorias de los Estados Unidos, advirtiéndoles que la decisión a ese respecto no corresponde al gobierno de México, así como de la obligación que tienen mientras permanezcan de nuestro país, de respetar nuestras leyes y seguir las indicaciones de las autoridades migratorias”, detalló Sánchez Cordero.

La funcionaria destacó que el actual fenómeno migratorio continuará, e incluso, podría crecer en los próximos meses y años.

En 2018 ingresaron a México más de 300 mil centroamericanos, la mayoría sin orden ni registro.

Nueva caravana para entrar a México

 

Sánchez Cordero reiteró que las autoridades mexicanas tienen conocimiento de que se está formando una nueva caravana para entrar a México a mediados de enero.

“Estamos ya tomando las medidas necesarias para el ingreso seguro y ordenado de esta caravana. Desde luego hay líderes en esta caravana que están manejándola, y tratando de dar un portazo aquí en nuestro país, pero no se permitirá que no sea ordenado su ingreso, y seguro y controlado y regulado por las leyes mexicanas”.

Recordó que uno de los casos que destapó la falta de un control, de regulación y de un registro de migrantes, fue el caso de las fosas de San Fernando, “fue lamentable, terriblemente complicado, porque no se tenía ni siquiera conocimiento de quiénes eran esas personas que habían entrado a nuestro país sin registro”.

 

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Nueva Reforma Educativa es de avanzada, dice Mario Delgado [Leer más]

Gobierno se disculpará por asesinato de dos estudiantes [Leer más]

No hubo persecución política contra Duarte: Osorio Chong [Leer más]

Gobernación difunde resolución del caso Lydia Cacho [Leer más]

Recomendados