www.capitalmexico.com.mx

Martes 20 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 15 junio 2021 · 14:22
2,455,351 Confirmados
1,956,575 Recuperados
230,187 Decesos

Sin declinar, Carpinteyro da voto a Meade y Barrales

 

Aseveró que la perredista es quien tiene más oportunidad de ganar


Hasta el último momento, Purificación Carpinteyro se negó a declinar a su candidatura a la Jefatura de Gobierno; sin embargo, sucumbió a los “encantos” de Alejandra Barrales y pidió el voto “útil” para la abanderada de la coalición PAN-PRD-MC.

“Esto no es una declinación, estoy en la boleta electoral y estaré este primero de julio.

“Es mi obligación como ciudadana y como candidata el apoyar la candidatura de una persona que fuera lo suficientemente capaz como para adoptar mi agenda y ese es el caso de Alejandra Barrales”, sentenció ante medios de comunicación tras una hora de espera.

Como se especuló desde el primero de junio, decidió unirse al proyecto de la abanderada de Por la CDMX al Frente al aceptar las pocas posibilidades que tiene de ganar.

“Les pido que por el voto útil apoyen y confíen en mí al decirles que me apoyen con el voto a Alejandra Barrales, para que sea nuestra nueva jefa de Gobierno”, sentenciaba una Purificación que permaneció de pie alejada de aquella que se decía no poder estarse quieta.

A horas de concluir las campañas electorales, y sin el arropo de Dora Talamante, presidenta local de Nueva Alianza, la exdiputada federal informaba que el anuncio se trataba de una mera decisión personal.

“No he consultado esta decisión con el partido ni con su dirigencia; espero que el partido acepte esta decisión, creo que les va a costar trabajo, no creo que sea fácil para ellos de aceptar”, explicaba quien después dijo estar dispuesta a pedir perdón a la dirigencia.

Sin embargo, frente a una Alejandra incómoda, pidió el voto tanto para el candidato a la Presidencia, José Antonio Meade, y al resto de los aspirantes de Nueva Alianza.

“Con mucha dignidad quiero decirles; igual apoyo concedo a nuestro candidato a la presidencia, José Antonio Meade. Es un funcionario impecable, reconocido a nivel nacional e internacional”, afirmó, y que su único defecto era ser del PRI.

Lejanas quedaron las palabras de la abanderada, quien dijo más de una vez —la última antier durante el cierre de campaña de candidatos a alcaldes y diputados de su partido— que llegaría al final de la contienda.

Ante el completo apoyo recién recibido, Alejandra Barrales pidió al resto de los candidatos y militantes de los diversos partidos en la capital sumarse a lo que, dijo, será “el mejor gobierno de la historia”.