WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 18 de Mayo 2021
| | |

“Termina un modelo perverso de subcontratación laboral”: Gómez Urrutia

Gómez Urrutia Foto: @CanalCongreso

Gómez Urrutia Foto: @CanalCongreso

19 de Abril 2021

Napoleón Gómez Urrutia calificó de histórica la aprobación de la minuta que, en su momento, presentó ataques políticos y de comentarios negativos y lamentó que en México continúen registrándose salarios bajos.

Las comisiones unidas de Trabajo y Previsión Social y la de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República, aprobaron este lunes por mayoría de votos, el dictamen que reforma diversos ordenamientos en materia de subcontratación laboral u “outsourcing”, toda vez que consideraron que se hace justicia a los derechos de las y los trabajadores.

Durante la sesión extraordinaria a distancia, en la comisión del Trabajo 13 senadores aprobaron el dictamen, mientras que la panista Kenia López Rabadán votó en abstención, al igual que su compañero de bancada Erandi Bermúdez, pero en la Comisión de Asuntos Legislativos Segunda, en donde se registraron 12 votos a favor.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia calificó de histórica la aprobación de la minuta que, en su momento, presentó ataques políticos y de comentarios negativos y lamentó que en México continúen registrándose salarios bajos.

El legislador por Morena comentó que la reforma es fundamental porque la subcontratación laboral existe en otros países, pero en México desde que nació esta figura, se desvió y se utilizó para la simulación laboral, para el evasión fiscal y para aumentar la explotación de los trabajadores

“Hoy se termina con un modelo perverso e insensible diseñado sin considerar las necesidades sociales. Lo que hoy estamos aprobando es histórico, corrige el rumbo y ahora será el rumbo de la justicia del bienestar, de la dignidad para todos los trabajadores y para todos los mexicanos”.

Ana Lilia Rivera, presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, resaltó que se haya llegado a tener una iniciativa del Gobierno federal con el diálogo de todos los sectores para tener, si no un instrumento perfecto, sí un instrumento que seguramente será el que inicia una nueva era en la relación obrero-patronal.

Los legisladores coincidieron en señalar que la reforma, enviada por el Ejecutivo federal, permitirá aplicar los cambios que prohibirán la subcontratación de personal, como sustitución patronal, y darán entrada únicamente a su uso en caso de especialización.

Será este martes, durante la sesión ordinaria a distancia, cuando el dictamen se suba al Pleno para su análisis y probable aprobación.

Las leyes que se reforman, adicionan y derogan son: la Federal del Trabajo, del Seguro Social, del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, del Código Fiscal de la Federación.

Así como del Impuesto sobre la Renta, del Impuesto al Valor Agregado, de la Ley Federal de los Trabajadores al Servido del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional, y de la Reglamentaria de la fracción XIII Bis del Apartado B, del Artículo 123 de la Constitución.

Entre los cambios que hicieron los diputados está la prohibición del uso del “outsourcing” en las dependencias del Gobierno federal, excepto en los casos en que las empresas estén registradas en el padrón que se creará para este fin, tratándose para servicios u obras especializadas.

En la exposición de motivos de la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 15-C de la Ley Federal del Trabajo, se establece que “es para evitar que los trabajos por contrato “outsourcing” sigan siendo empleos chatarra, sin fomentar el crecimiento y generando un círculo vicioso, donde además de que son mal pagados no se les den las prestaciones correspondientes para tener una vida digna a los trabajadores”.

Al dar a conocer su posicionamiento, de Morena, Martí Batres pidió la aprobación del dictamen en sus términos que envió la colegisladora, para no perder el tiempo en ofrecer beneficios para las y los trabajadores y planteó que el Senado inicie la contratación directa y no por “outsourcing” como ocurre actualmente con los empleados de limpieza.

Para el perredista Miguel Ángel Mancera se sumó a la petición de Batres para que el dictamen se aprobara en sus términos y regularlo, no desaparecerlo para perfeccionarlo posteriormente; por lo pronto, su aprobación es un avance, pues lo que se busca es que no haya una subcontratación laboral fraudulenta.

Claudia Ruiz Massieu, del PRI, subrayó que este dictamen contiene disposiciones que, sin duda, van a representar una mejoría sustancial de las condiciones laborales de las y los mexicanos que están laborando bajo este régimen; además de que le dará mayor certidumbre jurídica al subsanar las lagunas legales que hasta el día de hoy permiten el abuso de esta figura para la evasión de las responsabilidades fiscales y laborales.

Carlos Aceves del Olmo, también del PRI y dirigente de la CTM, aseguró que “estamos ganando ventajas para los trabajadores” y combatiendo el “outsourcing malo” con la “fórmula mágica” que fue el acuerdo entre trabajadores, empresarios y gobierno, “pegando más tabiques para la gente que lo necesita”.

El panista Damián Zepeda, de manera personal, avaló el dictamen por convenir a los intereses de los trabajadores, pero aclaró que no es sensato que las nuevas reglas de subcontratación sean obligatorias para empresas en agosto, y los gobiernos federal y estatal, en el ejercicio fiscal de 2022.

Nancy de la Sierra, del PT, consideró insuficiente la minuta, pues permite la subcontratación de servicios especializados, “sin siquiera definir en qué consiste un servicio especializado, una vaguedad que además de causar incertidumbre jurídica, perpetúa el abuso de la figura del “outsourcing”, sin embargo, adelantó que en la sesión del Pleno de este martes, su grupo parlamentario votará a favor.

Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, resaltó que la minuta es resultado de un acuerdo entre los diferentes participantes en un Parlamento Abierto, que lograron no prohibir el “outsourcing”, sino regular la subcontratación.

Más notas sobre