WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 22 de Septiembre 2019
| | |

Trump mandará migrantes a México... ¿qué hará gobierno AMLO?

AP

AP

25 de Enero 2019

Hace poco más de un mes gobierno mexicano trastabilló y hubo contradicción entre las dos dependencias federales a cargo del tema: la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación.

El 20 de diciembre Estados Unidos lanzó la primera advertencia al gobierno de México de que regresaría a los migrantes para que en territorio mexicano esperen respuesta de asilo en el país vecino. Este viernes el Gobierno de Donald Trump, dijo, cumplirá la promesa.

Hace poco más de un mes gobierno mexicano trastabilló y hubo contradicción entre las dos dependencias federales a cargo del tema: la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Secretaría de Gobernación.

Ahora que el gobierno de Estados Unidos sigue en su dicho, a las 13:00 horas de este viernes se sabrá cuál de las dos dependencias mexicanas fijará la postura final del gobierno federal.

A primera hora del 20 de diciembre la Cancillería mexicana informó que “México reafirma su derecho soberano de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, en ejercicio de su política migratoria” y siempre y cuando sean por razones humanitarias.

Dos horas más tarde el titular del Instituto Nacional de Migración (Inami), Tonatiuh Guillén, desmintió que México tenga la capacidad de recibir a migrantes en las condiciones que plantea México.

A poco más de un mes, de nuevo, el gobierno federal ofrecerá su posicionamiento oficial en punto de las 13:00 horas, ahora en conjunto la SRE y la Segob, para evitar la contracción en la postura del gobierno de hace cuatro semanas.

El 20 de diciembre Guillén explicó que se trataría de un fenómeno nuevo en el que México tendría que hacerse cargo de migrantes retornados de Estados Unidos a territorio nacional y lo a sus lugares de origen.

Detalló que “no es una figura contemplada en la ley, ese concepto hay que traducirlo a la ley y eso lo tiene que hacer el Congreso, no a nosotros, por razones humanitarias ya están en México, salieron de México y no es que nos opongamos, más bien no estamos en posibilidades de recibirlos”.

“No es que esté en desacuerdo con el espíritu de ese diálogo, no es tampoco personal, es una cuestión institucional: no hay capacidad operativa, no tenemos la figura jurídica, ¿la tendremos en algún momento?, ese es el proceso qué hay que realizar en los próximos días”, expresó Guillén.

Dijo que al año intentan entrar de forma irregular al país entre 250 y 300 mil personas.

En un comunicado la cancillería afirmó que “autorizará, por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras provenientes de Estados Unidos”, aprehendidas en puertos de entrada, entrevistadas por autoridades de control migratorio y que hayan recibido un citatorio para presentarse ante un Juez Migratorio de Estados Unidos.

El Estado Mexicano, según la SRE, se compromete a garantizar su “derecho a un trato igualitario sin discriminación alguna y con el debido respeto a sus derechos humanos, así como la oportunidad de solicitar un permiso para trabajar a cambio de una remuneración, lo que les permitirá solventar sus necesidades básicas”.

Unos minutos más tarde ofrecieron una conferencia el consejero jurídico de la SRE,  Alejandro Alday González y el consejero jurídico adjunto, Alejandro Celorio Alcántara quienes explicaron que tendrán derecho a una visa por razones humanitarias y de esa manera permanezcan en el país “en condiciones dignas hasta que sean llamados por Estados Unidos y continúen su proceso de asilo”.

Dicha visa tiene vigencia de 180 días y se podrá renovar las veces que sea necesario.

De acuerdo con la cancillería, se “procurará que la implementación de las medidas que tome cada gobierno se coordine a nivel técnico-operativo con la finalidad de desarrollar mecanismos que permitan la participación de las personas migrantes con citatorio en su audiencia ante un Juez Migratorio estadounidense, el acceso sin interferencias a información y servicios legales, así como para prevenir fraudes y abusos”.

Finalmente expuso que “las acciones que tomen los gobiernos de México y de Estados Unidos no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en tránsito a solicitar asilo en México”.

Esta medida estaría dirigida a facilitar el seguimiento de las  solicitudes de asilo en los Estados Unidos, sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera pueda solicitar refugio en México.

TE PUEDE INTERESAR:

Encuentra más notas sobre