Capital México
PUBLICIDAD
Sábado 23 de Febrero 2019

Sábado 23 de Febrero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Una bala asesinó la emboscada perfecta

Adolfo Lagos Espinosa. Foto: Especial Foto Capital Media
|
22 de Noviembre 2017
|
El empresario Adolfo Lagos Espinosa recibió un impacto de bala a manos de uno de sus escoltas

El 19 de noviembre, a un mes del sismo, era un fin de semana más relajado en apariencia: un domingo con lunes de asueto y de ciclistas en la capital. Algunas vialidades estaban cerradas para una tarde en bicicleta y los centros comerciales, por los descuentos del Buen Fin, eran de las escasas actividades donde se apreciaba movimiento.

Pero ese domingo sería distinto en una de las carreteras del Estado de México, rumbo a Teotihuacán, el empresario Adolfo Lagos Espinosa, de 59 años, director de la compañía Izzi –alfil de Televisa para enfrentar al mismísimo Carlos Slim en el caso del monopolio en telecomunicaciones–, recibió un impacto de bala a manos de uno de sus escoltas.

Lagos Espinosa no sólo formó parte del intento por rescatar a la empresa televisiva, en el pasado trabajó para el Banco Santander en España y se le relacionó con las operaciones financieras del empresario petrolero Marcelo Odebrecht.

El incidente ocurrió a las 14:30 horas, en el kilómetro 45+00 de la autopista México-Tulancingo, a la altura del poblado San Felipe Teotitlán, en el municipio de Nopaltepec, según refiere el reporte al 911.

El lugar de donde salieron los hombres armados era una nopalera, bardeada por una sola alambrada y pequeñas estacas blancas para sujetar el límite entre la zona de milpa y la carretera. Algunos árboles servían de fondo para la escena del crimen donde se ocultaban los presuntos asaltantes que, según las primeras versiones, victimaron a Lagos Espinosa.

La carretera es una emboscada perfecta: sin libramiento de asfalto, tan sólo unos escasos metros de pasto irregular entre la línea final del carril y la frágil alambrada; unos metros atrás del lugar del ataque se observa un puente vehicular.

La camioneta Jeep Cherokee color gris plata, con placas P-19 ACU, llevaba en la defensa trasera un portabicicletas con lugar para empotrar tres. Al momento de ser consignada por las autoridades, tras el traslado del agonizante empresario, una de las bicicletas color rojo estaba perfectamente colocada en la parte posterior de la camioneta.

A las 14:00 horas, aunque el empresario iba acompañado por un grupo de ciclistas sólo él resultó lesionado, pese a tener la custodia de Héctor Jiménez, de 50 años de edad. Los peritajes efectuados por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México señalan que las balas que terminaron con la vida de Lagos Espinosa fueron disparadas por sus escoltas.

Luego de extraer una bala del cuerpo de la víctima y de analizar las

armas de las personas encargadas de su seguridad se determinó que dicho proyectil fue disparado por la persona que conducía la camioneta.

Tras el homicidio de Lagos, la camioneta que lo custodiaba no lucía un solo impacto de bala. El reporte del homicidio ocurrió media hora después, cuando el chofer de la camioneta y su acompañante ya estaban trasladando al herido de muerte rumbo a la clínica Polanco en Rincón de las Fuentes, a donde arribó un helicóptero XCPFQ “económico 318”, de la Policía Federal, al mando del comandante Hernán Roberto Martínez Guerrero, que fue respaldado por una unidad médica canalizada por el C5 Ecatepec, para auxiliar el descenso de la aeronave. El helicóptero aterrizó en un terreno baldío ubicado atrás de la clínica donde ingresó Adolfo Lagos. Al tiempo que arribó el helicóptero, se solicitó el apoyo en el cierre de vialidades donde ocurrió el homicidio. Cuando llegó la ambulancia a la clínica, el empresario ya había fallecido.

De acuerdo con la Fiscalía un testigo del homicidio, que también viajaba en bicicleta, relató que dos sujetos caminaban en sentido opuesto a ellos, “uno sacó una pistola e instantes después se escucharon varias detonaciones, posteriormente observó cómo estos individuos corrían hacia una nopalera, al tiempo que continuaban disparando sus armas de fuego”.

En sus declaraciones, los escoltas señalaron que seguían a la víctima a algunos metros a bordo de una camioneta y dispararon sus armas al percatarse que Lagos Espinosaera víctima de un aparente asalto mientras iba a bordo de su bicicleta.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Carlos Slim lleva su fortuna a Guatemala y El Salvador [Leer más]

Encuentran bodega donde había 22 vehículos robados [Leer más]

Discurso de AMLO da certezas a inversionistas: Slim [Leer más]

Qué tiendas tuvieron más reclamaciones en el Buen Fin [Leer más]

Recomendados