Lunes 15 de Julio 2019
| | |

Unión Europea mantendrá crecimiento este año, en 2020 se prevé una baja

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

10 de Julio 2019


Bruselas, 10 Jul (Notimex).- El crecimiento económico en la Unión Europea se mantendrá este año en 1.4 por ciento y en la zona euro en 1.2 por ciento, pero en 2020 se prevé que habrá una baja en la eurozona de una décima para quedar en 1.4, mientras que el bloque europeo se mantendrá en 1.6, según la Comisión Europea (CE).

La economía europea registrará este 2019 su séptimo año consecutivo de crecimiento, sin embargo, las perspectivas de crecimiento para lo que falta del año parecen menos positivas, ya que la previsión de un rápido repunte de la actividad manufacturera y el comercio a nivel mundial se ha atenuado, indicó la CE.

Al presentar este miércoles sus “Previsiones económicas del verano 2019: las perspectivas de crecimiento ensombrecidas por factores externos”, la CE señaló que a pesar de que el crecimiento se benefició de una serie de factores temporales a principios de este año, las perspectivas para el resto de 2019 parecen menos positivas.

Detalló que las previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de la zona del euro para este 2019 se mantienen sin cambio en 1.2 por ciento, mientras que las previsiones para 2020 se redujeron 0.1 por ciento al pasar de 1.5 en la previsión de primavera a 1.4 por ciento en la previsión de verano.

Las previsiones relativas al PIB de la Unión Europea (UE) se mantienen sin cambios en un 1.4 por ciento este año y en 1.6 por ciento en 2020. Se prevé que el crecimiento del PIB en 2020 sea más importante, debido en parte a un mayor número de días laborables.

En su reporte la CE anotó que en el primer trimestre de 2019, el crecimiento en la zona del euro fue superior al previsto debido a una serie de factores temporales como el repunte en las ventas de automóviles.

Sin embargo, indicó que las perspectivas a corto plazo para la economía europea estarán afectadas por factores externos, “como las tensiones comerciales a nivel mundial o la incertidumbre política”

Esos factores, agregó, afectan la confianza en el sector manufacturero, que es el más expuesto al comercio mundial, y se prevé que debiliten las perspectivas de crecimiento para el resto del año.

“La persistente debilidad que afecta al sector manufacturero, la cual se deriva de las tensiones comerciales y la incertidumbre política, está poniendo a prueba la resiliencia de nuestras economías (europeas). A nivel interno, el escenario de un Brexit sin acuerdo sigue siendo una fuente importante de riesgo” indicó el vicepresidente del Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis.

“Se prevé que todas las economías de la UE sigan creciendo este año y el siguiente, aunque el fuerte crecimiento registrado en Europa Central y Oriental contrasta con la desaceleración observada en Alemania e Italia”, advirtió.

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, señaló que la “economía europea sigue creciendo en un contexto mundial difícil. Se prevé que todos los países de la UE registren de nuevo un crecimiento en 2019 y 2020, como consecuencia de una demanda respaldada por un mercado laboral sólido”.

La CE consideró que los riesgos que pesan sobre las perspectivas económicas mundiales están muy interrelacionados y son esencialmente negativas.

Citó que la confrontación económica entre Estados Unidos y China, “a la que se suman las grandes incertidumbres que genera la política comercial estadunidense, podría prolongar la actual desaceleración del comercio y la industria manufacturera a nivel mundial y afectar a otras regiones y sectores”.

“Este fenómeno podría repercutir negativamente en la economía mundial, ocasionando perturbaciones en los mercados financieros”, advirtió.

Agregó que las tensiones en Medio Oriente también aumentan las posibilidades de que se produzca un incremento significativo en los precios del petróleo.

Mientras que a nivel UE, la prolongada salida de Reino Unido del bloque europeo, proceso conocido como Brexit, sigue siendo una importante fuente de incertidumbre, sostuvo.

Advirtió que si se prolonga la debilidad que afecta al sector manufacturero, junto con el descenso de la confianza de las empresas, podrían extenderse a otros sectores y socavar las condiciones del mercado laboral, el consumo privado y, en última instancia, el crecimiento.

-Fin de nota-

NTX/I/SRA/FJ/