www.capitalmexico.com.mx

Jueves 05 de Agosto 2021
Seguimiento de COVID-19 México 05 agosto 2021 · 12:21
2,901,094 Confirmados
2,270,427 Recuperados
242,547 Decesos

Urgente regreso a clases para evitar embarazos no deseados en adolescentes: CONAPO

**FOTOS & VIDEO SEGOB***
**FOTOS & VIDEO SEGOB*** 

La estrategia pretende que para el año 2030, se logre reducir hasta en un 50% la tasa de fecundidad en adolescentes y erradicar la maternidad en niñas entre los 10 y los 14 años de edad.


La secretaria General del Consejo Nacional de Población (CONAPO) Gabriela Rodríguez Ramírez, reveló que derivado de la pandemia generada por el “COVID-19”, se registraron faltas de alumnos adolescentes a las clases virtuales, registrándose un importante número de deserción escolar, así mismo se registro un incremento en “embarazos no deseados”.

“No tenemos exactamente las cifras, pero sabemos que eso aumentó, y por lo tanto eso nos llevó a calcular, el año pasado decíamos que iba a ser de un 20% y nos llevo a un 30% la posibilidad de embarazos, porque las y los adolescentes, muchos, a veces por problemas de acceso a la tecnología, dejaron de atender clases y pues se iban a echar novio todo el día, eso es real, es Urgente el Regreso a Clases porque si va a tener una implicación en esto”.

Rodríguez Ramírez, dijo que es muy importante el momento ya que el actual Gobierno Federal, invierte mucho en las juventudes.

“Es muy importante, las más de 11 millones de becas para estudiantes pobres, eso es clave, son casi más de 4 Millones para los de media superior, que les obliga a seguir estudiando esa beca es clave”.

“Nunca se había hecho una inversión tan grande, lo que queremos es que sigan estudiando y no estén cuidando hijos, se necesita el cambio cultural, que quede en su cabecita que la segunda década es para informarse, estudiar, echar novio, preparase, lanzar el sueño de la vida y exigir y luchar por lograrlo”.

La titular del CONAPO, señaló que el número oficial de registros de nacimientos de hijos de mujeres adolescentes bajó.

“No iban al Centro de Salud pero además no van a registrar al bebé, porque no quieres hacer fila y contagiarte, entonces tenemos un problema porque son estadísticas vitales, la de las niñas, y los registros de embarazo, hasta septiembre lo vamos a saber porque todos los Registros Civiles están dando retrasadas las informaciones”.

Al presentar la “Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes”, Gabriela Rodríguez, aseguró que las escuelas se cuida en términos de “Violencia Sexual”, aunque reconoció que se han dado casos de abusos de maestros o personal de escuelas, pero no es más fuerte.

“La escuela cuida a las niñas, por lo menos durante el horario escolar, pero también por temas de embarazo es muy importante que regresen a la escuela, muchas ocasiones sobre todo en áreas rurales es la escuela la que da esa información”.

“Una de las múltiples razones, para regresar a clases es la disminución del embarazo de adolescentes, desde luego que sí lo es”.

La responsable del Consejo Nacional de Población, destacó que la “Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes”, tiene como secretariado al Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), instancia que aterriza más de 88 millones de pesos a las 32 entidades del país.

Gabriela Rodríguez, explicó que las tasas de embarazo adolescentes son diversas a lo largo y ancho del país, varían en un rango que va de 48 a 100 nacimientos por cada Mil y los estados de Coahuila, Chiapas y Nayarit presentan las cifras más altas en contraste con la Ciudad de México, Querétaro y Yucatán en donde el índice es menor.

Además enfatizó en que la estrategia tiene dos metas contundentes:

• Reducir en 50 por ciento la tasa de fecundidad en adolescentes de 15 a 19 años.
• Erradicar la maternidad en las niñas menores de 14 años.

La funcionaria, dijo que la apuesta es por un cambio de mentalidad que exige enfocarse en la autonomía de las niñas y adolescentes, en la promoción de los Derechos Sexuales y Reproductivos, en fortalecer relaciones saludables enfocadas en lograr una vida libre de violencia; promover masculinidades positivas en los niños y hombres adolescentes; prevenir prácticas sexuales de riesgo por consumo de bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas; la doble protección anticonceptiva (condón más hormonales y de barrera reversibles de duración prolongada) y la interrupción legal del embarazo en las causales que permiten las leyes.

Por su parte el Subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración, de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Alejandro Encinas Rodríguez, afirmó que nuevos fenómenos asociados al embarazo infantil y juvenil, lamentablemente, surgen en un contexto de violencia que se incorporó a la vida cotidiana en hogares, escuelas y centros de trabajo durante la pandemia.

En conferencia de prensa Encinas Rodríguez enfatizó que es una prioridad del Gobierno de México atender los derechos sexuales y reproductivos de niñas, niños, adolescentes y jóvenes, pero, sobre todo, visibilizar los problemas de violencia sexual en las zonas rurales, en las que se incrementó el número de denuncias, lo que exige modificaciones legales en las comunidades con usos y costumbres.

“Ya que nadie tiene derecho a decidir en los asuntos que competen a la vida privada de niñas y adolescentes, así como en su libre desarrollo de la personalidad”.

En dicha estrategia, se registran datos interesantes como lo son los motivos por los que las mujeres con embarazo en la adolescencia salieron de la escuela, y se registra un 23% que no pudo pagar los gastos escolares, 19.5% no le gustó estudiar, y el 16.6% por el embarazo.

Además se detalla que el 9.4% de las mujeres mexicanas sufrieron violencia sexual durante la infancia, en delitos tales como el acoso, abuso sexual, violación e incesto, donde los agresores son:

Tíos el 27.5%, otro familiar el 15%, otro conocido 13%, otra persona 12%, desconocido 9.7%, un Hermano el 9.3% y el Padre 6.6%

La estrategia pretende que para el año 2030, se logr3e reducir hasta en un 50% la tasa de fecundidad en adolescentes y erradicar la maternidad en niñas entre los 10 y los 14 años de edad.