WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 07 de Abril 2020
| | |

“Soy un junkie de la música”

El ex baterista de Caifanes, Alfonso André. Foto: Alejandro Meza

El ex baterista de Caifanes, Alfonso André. Foto: Alejandro Meza

04 de Agosto 2017

Alfonso André, exbaterista de Caifanes, disfruta ser solista

Nutrido de géneros como el punk, post-punk y new age, el más reciente sencillo “Puedes dejarme atrás”, que se desprende del disco Mar Rojo, del baterista y cantautor mexicano Alfonso André, busca recordar una época que alimentó musicalmente al artista, cuando iniciaba en sus primeras bandas a principios de los años ochenta.
“Es un homenaje a toda esa época que me tocó vivir, desde mis primeras bandas de garaje, hasta Las Insólitas Imágenes de Aurora, donde conocí a Saúl Hernández y Alejandro Marcovich”, comentó el artista originario del barrio de Coyoacán, en la Ciudad de México.
El exintegrante de Caifanes, Jaguares y La Barranca, se calificó como un junkie de la música, al seguir consumiendo material de una época “que me marcó desde muy chavito”, así como aquella que sigue apareciendo con nuevas bandas alrededor del mundo.
Con una amplia carrera que lo precede y un segundo disco como solista, Alfonso comentó que se sigue considerando un novato en el canto, por lo que se mantiene en constante preparación, incluso continúa tomando clases.
“Me encanta estar empezando y aprendiendo algo nuevo a estas etapas del partido, a mis cincuenta y tantos años empezar una brecha nueva en mi carrera me encanta. Ahora, con el segundo disco, me siento más seguro y me atreví a hacer cosas que no hice en el primero”, apuntó el baterista.
Alfonso aseguró que, por el momento, no considera escribir un libro que hable sobre su vida o carrera, debido a que no se considera bueno para la escritura y es malo con la memoria.
 
APUNTE 
Alfonso André recuerda que “Caifanes se convirtió en algo mucho más grande de lo que cualquiera de los que lo integramos hubiéramos soñado. Y pudo haber sido aún más grande, pero los problemas personales se hicieron insalvables y el viaje se truncó. Aun así, lo que viví y aprendí en esa etapa es invaluable”.

Más notas sobre