WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 29 de Enero 2020
| | |

Auctoritas

Trabajador. Foto: Cuartoscuro

Trabajador. Foto: Cuartoscuro

24 de Mayo 2016

Una empresa que se compromete con la igualdad se diferencia de la competencia en el mercado

La igualdad laboral es un asunto que se debe atender, ya que es el inicio de las grandes brechas económicas; sin embargo, las desigualdades que se perciben en el ámbito del trabajo no son mayores que las que se producen en otros campos de la vida social.

No sólo se trata de un tema que se aborda desde una perspectiva de inclusión, sino que también tiene un componente importante en el desarrollo económico. Los expertos consideran que la igualdad es un gran paso hacia el futuro.

Una empresa que se compromete con la igualdad, no sólo avanza hacia el futuro, sino que también se diferencia de la competencia en el mercado y adquiere prestigio al promover la igualdad de oportunidades.

Por ejemplo, en el país existe la Norma Mexicana de Igualdad Laboral y No Discriminación en la que se consideran 14 requisitos entre los que se incluyen disponer en los centros de trabajo de una política explícita en esa materia; contar con un grupo de trabajo, comisión o comité encargado de aplicar prácticas igualitarias.

También contar con un proceso de reclutamiento y selección de personal sin discriminación y con igualdad de oportunidades.

Además es necesaria una auditoría interna para medir la igualdad laboral y la no discriminación; medir el clima laboral en esa materia; disponer un código de ética o equivalente; garantizar la igualdad salarial y el otorgamiento de prestaciones y compensaciones al personal; contar con procesos de ascenso y permanencia con igualdad de oportunidades y con mecanismos en igualdad de condiciones para formación, capacitación y adiestramiento.

De acuerdo con las Naciones Unidas, la igualdad entre mujeres y hombres en los hechos cotidianos todavía está muy lejos de alcanzarse, pese a los progresos en las legislaciones y las instituciones que se han creado para enfrentar la desigualdad de género.

Incluso la Organización Internacional del Trabajo (OIT) también recomienda políticas de acción afirmativa con objetivos, metas y cuotas para gobiernos, sindicatos, patronales y empresas. El organismo sugiere que los sistemas educativos deberían estimular la igualdad de trato entre hombres y mujeres.

La OIT desarrolló una agenda para la comunidad que se logra a través de la aplicación de cuatro objetivos estratégicos, que tienen como eje transversal la igualdad de género. El primero es generación de empleo; segundo, garantizar el derecho de los trabajadores; tercero, promover la inclusión de las mujeres en los espacios laborales con las mismas oportunidades y retribuciones justas; cuarto, promover el diálogo social.

FF

Más notas sobre