WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 26 de Febrero 2020
| | |

El eje Bahamas-México

Dinero. Foto: Especial

Dinero. Foto: Especial

22 de Septiembre 2016

Hay una luz para las autoridades fiscales: Bahamas tiene acuerdos sólo con México y Argentina

El Bahamas Leaks es una segunda pieza importante de lo que va de este año referente a la búsqueda de paraísos fiscales para evadir a la justicia de cada país. El que aparezcan en la lista 432 mexicanos debe preocupar más allá de sus motivos y razones por tener dinero en un país conocido como ‘tax haven’, literalmente ‘refugio fiscal’.

También debe preocupar a las autoridades tributarias cómo está su trabajo y la evaluación que se tiene de ellos. No todo es culpa de unos cuantos. Es un problema estructural que deben atender quienes buscan que México tenga niveles de recaudación óptimos.

Este nuevo capítulo de escándalo fiscal abre el debate sobre la existencia de paraísos fiscales. Para empezar, existen porque hay una cultura global de la ilegalidad que no han erradicado gobiernos y organizaciones internacionales que midan la corrupción.

Un paraíso fiscal es un país que exime del pago de impuestos a los inversores extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio. Y es que la mayoría de los paraísos fiscales aceptan también de buen grado a clientes menos acaudalados.

Uno de los organismos internacionales más críticos de los paraísos fiscales es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al grado de ejercer presión internacional para que los países considerados como paraísos fiscales modifiquen su política tributaria interna y se comprometan a dejar de serlo. Se sabe que Bahamas se encontraba en la ‘lista negra’ de paraísos fiscales elaborada por este organismo.

Los datos son más reveladores cuando se detalla que un cuarto de la riqueza mundial se encuentra depositada en países y estados considerados como paraísos fiscales y que en el mundo hay alrededor de 90 zonas con régimen abierto de exenciones tributarias y bajo secreto bancario. Hay análisis internacionales que señalan que la mayor parte de la riqueza mundial está oculta en estos paraísos fiscales repartidos por todo el planeta con la única finalidad de evadir impuestos. Un paraíso fiscal tiene la característica de que en un mismo territorio suelen convivir dos regímenes fiscales diferentes y legalmente separados.

Los paraísos fiscales tienen muchos años de historia, han mejorado su operación y saben como protegerse de peticiones incómodas por parte de las autoridades de otros países. Ese es quizá uno de sus muchos afectos que ganan. El secreto es el principal atractivo de los paraísos, ya que brinda las condiciones ideales para el blanqueo o lavado de dinero cuando éste proviene de medios ilícitos o elude impuestos en su país de origen.

Sin embargo, hay una luz para las autoridades fiscales, ya que en América Latina, Bahamas tiene acuerdos sólo con México y Argentina.

[email protected]

@drcamartinez

Más notas sobre