WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 22 de Septiembre 2020
| | |

Educación y economía

Salón de clases. Foto: Cuartoscuro

Salón de clases. Foto: Cuartoscuro

05 de Octubre 2016

Necesario un modelo educativo que de na bien a los egresados que se requieren y se necesitan en materia laboral

En este momento hablar de educación es relacionar, marchas de la CNTE y tensión política. Más que tener en cuenta que es una de las columnas vertebrales de un gobierno para la sociedad. El tema es más que una coyuntura de gobierno, es la forma de mostrar que el país progresa y mejora las condiciones de vida.

Pero el problema no es privativo de México. A nivel global hay una “descomposición” en este sector. Hace unos días, el presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, advirtió que todos los países padecen una “crisis” educativa y de aptitudes, pues no preparan a su gente para el mercado laboral y lamentó que se culpe al comercio por la pérdida de empleos.

Lo que existe es una crisis de aptitudes, una crisis educativa en todos los países del mundo. Todos pueden ser mejores si preparan a su gente para el mercado laboral del futuro, indicó.

Sin embargo, la educación es importante para la economía, ya que las empresas utilizan el nivel educativo como instrumento para identificar a los trabajadores potencialmente más productivos.

Según las autoridades educativas del país, el actual modelo educativo ya no es compatible con los retos de una sociedad más exigente, plural, más democrática y más incluyente, y tampoco es compatible con las demandas y los retos de un mundo globalizado como el que vivimos hoy. Es por ello que se debe tener una vinculación aprendizaje-empresas.

Los recientes análisis de la reforma arrojan que es necesario, en la actualidad, un modelo educativo que de na bien a los egresados que se requieren y se necesitan en materia laboral. Conocimientos y habilidades para asegurar que las escuelas formen, efectivamente, a los alumnos y dar herramientas óptimas para las nuevas exigencias del mercado. El camino es hacia un modelo en el que se trabaje por esa línea, la relación académica con el mundo laboral. Sólo el tiempo será el que señale si los modelos actuales fueron propicios. Veremos.

Más notas sobre