De campaña (Dos)

Lo prometo han pasado horas y sigo cantando mentalmente la tonadita que repetían cada tres o cuatro minutos. Y por supuesto, no puedo dejar de reconocer que cuando hacer una tarea, chamba, encargo o comisión o alegría, el resultado es -justamente- del que te hablo. Neta se la rifaron a pesar del calorón. Ya le seguimos.
Alfredo Albíter Sánchez Publicado el
Comparte esta nota

El Pico del Pollo |

Por Alfredo Albíter Sánchez 

De campaña (Dos)

Ninguna campaña es igual a otra, cada una tiene su peculiaridad, solían decir a este alado cuando era parte activa de las mismas -en el medio se dice, cuando estaba de cantinero- y la verdad me parecía una exageración.

Quizás, porque no alcanzaba a percibir los otros detalles, -aquellos que escapaban al área de comunicación o de atención a los medios-, porque debías andar a las vivas para no perder la foto, el comentario, la nota o el detalle para “aderezar” el texto…

Si no me falla el disco duro de pollo, generábamos entre tres o cuatro textos diferentes y luego a seleccionar la imagen para dar soporte a lo escrito. Se volvía una locura, pues la mayoría pedía una gráfica exclusiva -no repetida en otros medios- se lograba, pero con trabajo de selección que por lo menos llevaba dos horas…

Hoy, parte de eso sigue siendo la base, pero el avance tecnológico, caray cómo ayuda y también “desayuda”; me explico. Ayuda, porque al momento se tiene la gráfica y unos segundos después el texto de soporte. Va para Redes Sociales, así casi en tiempo real andas mandando la información, la foto y todo eso.

Los textos -para este rubro- han dejado de ser lo extenso que fueron, incluso el lenguaje cambió, es más ágil, directo, sencillo y certero. Pero hay algo que aun cuando pase el tiempo, las formas, los fondos, modas y todo lo demás sigue siendo la mandamás. La nota, también como decimos en el “argot”, la nota es la nota y nada más…

Tomando en consideración esto, en el recorrido hecho a pata de pollo, la nota no salió al principio sino un poco más allá de la mitad del recorrido, lo mismo la gráfica -desde mi punto de vista-, la buena para los medios de comunicación -escritos, digitales, electrónicos- porque se presta al comentario en positivo –a final de cuentas es lo que se busca en un área de comunicación de campaña- bueno, pues con esos ojos lo vi.

Lo prometo, me llamé la atención por estar a punto de perder la objetividad y darme cuenta estaba pasando al lado de las brigadas. Sin embargo, también debo hacer un reconocimiento a ese grupo de brigadistas, porque con su chamba hicieron se me olvidara estaba trabajando y me contagiaron de su entusiasmo y dedicación.

Lo prometo han pasado horas y sigo cantando mentalmente la tonadita que repetían cada tres o cuatro minutos. Y por supuesto, no puedo dejar de reconocer que cuando hacer una tarea, chamba, encargo o comisión o alegría, el resultado es -justamente- del que te hablo. Neta se la rifaron a pesar del calorón. Ya le seguimos.

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen, en el Valle de México ya se dio la coincidencia de que dos candidatos -de diferentes opciones- se encontraran casi en el lugar donde harían sus correspondientes eventos.

Aunque su gente, bueno algunos, echaron mano a los fierros- sólo es un decir- pero sí se pusieron en pose de “streetfigth”, el par de contendientes se saludaron, abrazaron, platicaron un rato y terminaron por desearse suerte uno al otro.

Eso sí, los coordinadores de logística se llevaron un jalón de “orejas” a su puro tamaño, pues en ambos bandos se tuvo la conciencia del desaguisado que se pudo presentar si ambos “candidotes” no se portan de lujo…

Aunque el INEGI diga lo contrario, por hoy, cierro pico.

Shalom.

Mi correo es: alfredo.albiter@capitalmedia.mx

RGH

Síguenos en Google News para estar al día
Salir de la versión móvil