WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 06 de Marzo 2021
| | |

Denuncian delitos graves en Tetelcingo

TRABAJOS EN LAS FOSAS DE TETELCINGO. FOTO: TWITTER

TRABAJOS EN LAS FOSAS DE TETELCINGO. FOTO: TWITTER

23 de Junio 2016

Familiares de víctimas acusan negligencia criminal

Tras afirmar que el gobierno de Morelos mintió con respecto a la legalidad y número de cavidades, familiares de víctimas de las fosas clandestinas de Tetelcingo, exigieron se investigue a todos los funcionarios involucrados, al incurrir en los delitos de encubrimiento, negligencia y obstrucción de la justicia.

Junto con organizaciones de la sociedad civil, familiares dieron a conocer un reporte preliminar de la apertura de dos fosas, lugar donde encontraron 117 cadáveres “enterrados como basura”, entre ellos los cuerpos de tres menores de edad.

Encontraron, además, nueve bolsas que contenían 12 restos de otros cuerpos, de los cuales no existía registro alguno, a los que, a consecuencia de la lucha de las familias de las víctimas, se les abrió carpeta de investigación.

En conferencia de prensa, la cual estuvo encabezada por madres de distintas víctimas y Jesús Alejandro Vera, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), los inconformes denunciaron que todos los cuerpos exhumados, corresponden a personas que fueron asesinadas entre 2010 y 2013.

El rector puntualizó que en las fosas de Tetelcingo no se cometió un “error garrafal”, como afirmó el gobernador, “sino actos criminales al inhumar personas, ilegalmente en fosas clandestinas, sin cumplir con los protocolos para la identificación humana”.

Y es que detallaron que de los 117 cuerpos exhumados, 34 no tenían o estaban vinculados a carpeta de investigación alguna, lo que contradice “contundentemente” la versión de las autoridades, en el sentido de que la inhumación en las fosas cumplía con la legalidad.

Las familias presumieron que algunos de los cuerpos fueron víctimas de delitos, no tenían la necropsia de ley, otros más habían sido mutilados y/o presentaban huellas de malos tratos, inhumanos y degradantes; en tanto, otros presentaban heridas por arma de fuego, y otros conservaban sus ropas y pertenencias personales, que son fundamentales para su identificación y persecución del delito.

Más notas sobre