WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 12 de Mayo 2021
| | |

El avatar navajo de Pocahontas

Donald Trump. Foto: Especial

Donald Trump. Foto: Especial

30 de Noviembre 2017

El comentario demuestra racismo y profunda ignorancia

En un acto destinado a honrar a los indios navajos que participaron en la Segunda Guerra Mundial, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no pudo evitar, una vez más, aprovechar la oportunidad de insultar a un adversario político y de paso darle rienda suelta a su talante racista. Decidió decirle Pocahontas a la senadora Elizabeth Warren quien es descendiente de indios nativos americanos. El comentario no sólo demuestra el racismo de Donald Trump, sino su profunda ignorancia. Los navajos son una tribu nativa americana originaria de la parte suroccidental de Estados Unidos cuyos 300 mil miembros viven fundamentalmente en los estados de Nuevo México, Colorado, Utah y Arizona.

La senadora Elizabeth Warren, por otra parte, es descendiente de indios cheroquis que son una comunidad distinta a la de los navajos, que viven en el sureste de Estados Unidos en estados como Alabama, Georgia, Kentucky y las carolinas. Ahora bien. Para acabarla de redondear, Pocahontas, que por lo demás es un personaje real de la historia de Estados Unidos, pertenecía a una etnia de habla algoquina, cuyas tierras ancestrales van desde el estado de Virginia hasta las montañas Rocallosas y hacia el norte de Canadá. Así que con las tribus nativas americanas, a Donald Trump le ocurre lo mismo que con los hispanos. Del mismo modo que para el presidente todos los hispanos son mexicanos, Trump piensa que todos los nativos americanos son navajos.

Y es natural porque distinguir a hondureños de colombianos, salvadoreños de nicaragüenses o argentinos de bolivianos es una tarea muy compleja para él, casi tan compleja como la de distinguir a navajos de cheroquis, algoquinos de apaches o mohawks de siux. Son retos que están muy por encima de su capacidad intelectual.

[email protected]

Más notas sobre