WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 11 de Abril 2021
| | |

El milagro del Sol

Virgen de Fátima. Foto: Especial

Virgen de Fátima. Foto: Especial

04 de Octubre 2017

El tan esperado milagro prometido por ella misma

Hace 100 años, el 13 de octubre, durante la sexta y última aparición de la Virgen María a los tres niños videntes, en Fátima, Portugal, ocurrió el tan esperado milagro prometido por ella misma.

En el valle Cova de Iría, una lluvia persistente dejó sus huellas sobre un gran lodazal que había sido invadido por unas 60 mil personas provenientes de todo Portugal.

Hacia el medio día, la muchedumbre abrió paso a Francisco, Jacinta y Lucía que llegaban muy bien vestiditos con su ropa de domingo.

En sus propias palabras, la vidente Lucía refiere, así, los acontecimientos de aquel día: “Vimos el reflejo de la luz y, seguidamente, a Nuestra Señora sobre la encina.

–¿Qué es lo que quiere usted de mí?

–Quiero decirte que hagan aquí una capilla en mi honra; que soy la Señora del Rosario; que continúen rezando el Rosario todos los días. La guerra va a acabar y los soldados volverán en breve a sus casas.

–Tenía muchas cosas que pedirle: si curaba a algunos enfermos y si convertía a algunos pecadores…

–Unos sí; a otros no. Es preciso que se enmienden; que pidan perdón por sus pecados”.

Y tomando un aspecto más triste: –No ofendan más a Nuestro Señor, que ya está muy ofendido.

Y abriendo sus manos, las hizo reflejarse en el Sol. Y, mientras se elevaba, continuaba el reflejo de su propia luz proyectándose en el Sol”.

Luego, la Virgen María desapareció y los niños vieron en el cielo tres nuevas apariciones que simbolizaban los Misterios Gozosos, Dolorosos y Gloriosos.

Mientras los niños contemplaban las apariciones, ante la multitud ocurrió el milagro del Sol, justamente cuando Lucía, tras dialogar con la Virgen María, gritó a todos: –¡Miren el Sol!

Se entreabrieron las nubes y el sol comenzó como a danzar hasta que, de pronto, pareció que se desprendía del cielo y se arrojaba hacia la muchedumbre. El ciclo de las apariciones de la Virgen en Fátima había terminado.

Más notas sobre