www.capitalmexico.com.mx

Lunes 20 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 14 junio 2021 · 00:22
2,454,176 Confirmados
1,954,251 Recuperados
230,150 Decesos

El origen de la derrota

 

Los resultados del PRI mostraron una lamentable realidad


Sin lugar a dudas los especialistas de cada partido intentarán saber qué fue lo que pasó y las causas que determinaron el triunfo o la derrota. Para los tricolores resulta desconcertante el resultado porque esperaban obtener al menos siete victorias. La predicción a la baja la situaron en esa cifra porque tenían la seguridad de ganar nueve.

Los resultados los colocaron en una lamentable realidad. Y para quienes han señalado que Manlio Fabio Beltrones Rivera debe asumir el costo político, habrá que decirles que en un sistema presidencialista como el nuestro quien toma la determinación final es el Residente de Los Pinos, y lo hace con el concurso de sus más cercanos colaboradores.

Veracruz se perdió por los excesos de Javier Duarte de Ochoa, y cuando tuvieron la oportunidad de quitarlo no lo hicieron a causa de las amenazas de que abriría la boca. Seguramente parará en la cárcel y de todas formas “cantará”, porque no creo que se la “trague solo”. Roberto Borge hizo un pacto hace seis años de que Carlos Joaquín sería el candidato si le daba el paso. No cumplió, pero hizo cuanto pudo para evitar su triunfo utilizando dinero público y el aparato gubernamental en su contra. Ahora tendrá que atenerse a las consecuencias.

César Duarte robó todo lo que pudo y quiso, y aún así lo dejaron colocar candidato. Las consecuencias están a la vista y seguramente tendrá que responder tras las rejas por haberse apropiado de un banco. Alguien muy poderoso se empecinó para que el candidato en Tamaulipas fuera Baltazar Hinojosa simplemente porque sabe de finanzas. El problema es que los buenos financieros siempre resultan malos políticos.

La derrota en Puebla estaba cantada desde que los tricolores nominaron a Blanca Alcalá y dejaron que el señor Moreno Valle hiciera lo que quisiera. En Aguascalientes, Agustín Orozco logró superar por poco a Lorena Martínez, y en Durango José Rosas Aispuro a Esteban Villegas. En ambos estados los tricolores tuvieron gobernadores prestigiados y candidatos que no pudieron ganar. Si bien es cierto que quien vigiló y supervisó las campañas fue el señor Beltrones, también lo es que él no tomó las decisiones acerca de quienes serían los candidatos.

El rumbo de la economía, la corrupción, la falta de empleo, los malos funcionarios, la soberbia y el alejamiento de la gente, también fueron elementos que pesaron a la hora de cruzar las boletas. Quien pierde es el Presidente de la República.

Al tiempo.

[email protected]

GG