WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 17 de Septiembre 2019
| | |

El principio del fin

Andrés Iniesta. Foto: Especial

Andrés Iniesta. Foto: Especial

10 de Abril 2018

Iniesta deberá decidir en dos semanas si permanece en el Barcelona o sale a buscar otros horizontes al perfilar el final de su carrera

El rostro de incredulidad del gran Andrés INIESTA, con la mirada triste de sus ojos verdes, perdida en el horizonte corto que se estrella en la tribuna contraria lo decía todo, se va quizá su última oportunidad de ganar otra Champions que rubrique su enorme carrera. Iniesta deberá decidir en dos semanas si permanece en el Barcelona o sale a buscar otros horizontes al perfilar el final de su carrera, sabedor de que ya no está para jugar 90 minutos a tope en la exigencia de uno de los equipos más poderosos del planeta.

TRES CAÍDAS DRAMÁTICAS

Esta noche en el Olímpico de Roma remontando al Barsa de ese 4 a 1 que parecía lapidario no es la única caída estrepitosa de los últimos años para los de Messi, el año pasado La Juventus les clava tres a cero en Turín y “pacta” un cero a cero en el Nou Camp, que los manda frustrados a la congeladora; en 2016 la pierden con el Atlético de Madrid, son ya tres consecutivas en las que el Barsa se queda en la etapa de cuartos de final. Nadie se acuerda de aquella épica remontada de hace un año al París Saint Germain, similar a la de la Roma esta noche, nadie vive de resultados parciales y mucho menos pasados.

EL HAMBRE DE LA ROMA

Quizá sea esa la diferencia en la actitud de ambos equipos, el Barcelona y sus blasones –a punto de conquistar la Liga Española, y con un cuatro a uno en favor– saltaron al campo con la necesidad de sobrellevar el juego con el reloj a favor y con la seguridad desde el vestidor que al menos anotarían uno para sepultar a la Roma que planteó un juego de asumir riesgos y quizá morir en el intento, UMTITI, LUIS SUÁREZ, ALBA pasaron de noche, el arquero Ter Stegen sacó hasta tres de gol, Lio MESSI se echó el equipo al hombro, pero no alcanzó, el penal que provoca PIQUÉ es clave, después el córner que centran a primer poste con el cabezazo de MANUEL peinando el balón para el gol de la sentencia es jugada, trabajada cientos de veces; Barcelona muere por sus propios cansancios y errores, la Roma capitaliza todo y para aquellos que dábamos por hecho el pase de los catalanes no nos queda sino decir que aquí en el fut y en todos los deportes NADIE gana un partido sin jugarlo… Así de fácil…

Encuentra más notas sobre