WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 17 de Septiembre 2019
| | |

Entre humo y fantasmas

Juan Carlos Osorio. Foto: Cuartoscuro

Juan Carlos Osorio. Foto: Cuartoscuro

29 de Junio 2017

Nada hace el profe para cambiar, no hay variantes

Ante un equipo grande aparecen las carencias… la diferencia entre perdonar y matar se ve reflejada en el marcador, casi las mismas oportunidades de ambas selecciones, sólo que ellos marcan cuatro, nosotros una, que además surge de tiro de lejos.

JOACKIM LOW SUPERA A OSORIO

Joackim Low gana la partid a de ajedrez táctico desde la salida, nos sorprende con una presión total 2 a 1 desde la salida en nuestra área, recoge en 10 minutos sus dos goles gastando quizá la mitad de su aire; si fuera Fórmula Uno diríamos que de su combustible, y así manejar el partido.

Los 30 minutos siguientes fueron absolutamente de los nuestros, que tocan, controlan, pasean el balón, obligan al rival a correr tras la bola pero, mucho ruido y nada de ópera, no se consigue nada en el único lugar donde cuenta, allá en el marcador.

OSORIO NOS VENDE HUMO

Para el profe Osorio sus rotaciones, cambios, contradicciones, dejando a Carlos Vela rumiando en la banca sin mirarlo siquiera para un cambio revulsivo; nada hace el profe para cambiar, no hay variantes, imaginación, revulsivos, sólo la pluma roja o azul.

OSORIO Y SU HUMO EN FRASES

“Somos eficientes para entrar a ese último tercio… ellos eficaces”

“Muy abultado marcador…”

“¿Oribe y Vela?.. Todos tienen su opinión” “Nos faltaron Carlos (Salcedo) y Diego (Reyes)…”

“Raúl cumple… Me decidí por Gio y Jona en lugar de Carlos Vela…”

“Entró Marco que hizo un golazo…”

“Las lesiones nos juegan mala pasada…”

¿Y los jugadores?

Esta derrota tan dolorosa no es sólo de Juan Carlos Osorio, pasa por los mismos jugadores, no aprendemos, nos ilusionamos, nos la creemos y, cuando llegan los grandes en juegos de nocaut, siempre somos los que casi la hacen, sólo que esta vez ni siquiera fue “casi”.

Lo que realmente me preocupa es la total ausencia de autocrítica, las declaraciones del profe después del juego son otra de sus cortinas de humo.

Así las cosas pues, soy optimista de nacimiento, espero que al menos en su libretita sí haya escrito la realidad y no el cuento que nos quiere contar…

Así de fácil…

Encuentra más notas sobre