WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 17 de Abril 2021
| | |

España: ¿luz al final del túnel?

Foto: Especial

Foto: Especial

19 de Agosto 2016

La ruta para la formación de un gobierno parece por fin trazada

Parece que la parálisis política en España está entrando en una vía de solución mediante un acuerdo entre el Partido Popular y la formación Ciudadanos. La ruta para la formación de un gobierno parece por fin trazada.

Sin embargo, hay que esperar para ver si el Partido Popular de Mariano Rajoy cumple con los compromisos asumidos por su líder con Albert Rivera, el primero de ellos, por ejemplo, el establecimiento de fecha para el debate de investidura y desde luego la firma por parte del Partido Popular de las medidas anticorrupción. Si en el pasado las formaciones que no obtuvieron la mayoría, aunque sea relativa, en las elecciones, es decir, el Partido Socialista Obrero Español, la formación Podemos y la formación Ciudadanos parecían ser responsables del impasse político que podría derivar en la organización de unas terceras elecciones generales, ahora, la irresponsabilidad podría recaer en Mariano Rajoy y los legisladores del Partido Popular.

Las formaciones minoritarias no podían continuar con su obstinación en negarse a apoyar un gobierno encabezado por Mariano Rajoy en virtud de que ello implicaba desconocer una realidad incuestionable, es decir, que el Partido Popular fue el más votado aunque no haya alcanzado la mayoría absoluta y que consecuentemente su líder, el propio Mariano Rajoy, llevaba mano para buscar formar gobierno. Si el Partido Popular no se ciñe a lo negociado con Rivera estaría ignorando otra realidad inobjetable, es decir, que si bien el PP ganó la mayoría relativa, no ganó la mayoría absoluta y que, por lo tanto, para formar gobierno tiene que negociar, lo cual implica ceder, transigir y eventualmente respetar la palabra empeñada y honrar los acuerdos a los que se haya llegado como producto de esa negociación.

Si el Partido Popular no honra los acuerdos, cargará inevitablemente con la responsabilidad de que España se ve orillada a la organización de unas terceras elecciones generales.

[email protected]

Más notas sobre