WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 13 de Agosto 2020
| | |

Estar en el lugar incorrecto

Seguridad. Foto: Cortesía

Seguridad. Foto: Cortesía

26 de Abril 2018

La inseguridad, como la humedad, lo ha invadido todo

Como un recurso fácil y ante la escalofriante realidad de la inseguridad en el país, los asesinatos de tres estudiantes de cine, disueltos sus cuerpos en acido sulfúrico al 98 por ciento en Jalisco, la Fiscalía del Estado, a través de su titular, luego de dar a conocer el dantesco suceso, se atrevió a decir, como otras autoridades: “los tres se encontraron el lugar incorrecto”.

Vaya descaro, mediocridad e irresponsabilidad del Fiscal Raúl Sánchez. ¿Dónde es el lugar correcto?

¿Quién lo puede definir?

Estamos frente a la barbarie. ¿Y las autoridades. Y la inteligencia. Y los miles de millones de pesos gastados tanto en Jalisco como en todo el país en la profesionalización de la policía?

Nada tiene respuesta más que la realidad producto de lo que no se hizo. Se desvió, hablando del dinero.

Se relajó, se dejó de supervisar, se corrompió?

Tampoco nadie dice nada. En la mayoría de estados del país, la sociedad vive en el lugar incorrecto. Y no es el municipio, colonia, estado. Es que la inseguridad, como la humedad, lo ha invadido todo. Que si un cártel se dividió por la aprehensión de un líder y ahora, además del Jalisco Nueva Generación hablamos del Cártel Nueva Plaza.

A la sociedad ¿qué chingaos le importa?

¿No estamos hartos ya de todo tipo de asesinatos, desmembramientos de cuerpos, de las afrentas a los gobiernos de los tres niveles?

¡Claro que estamos hartos! Que si un rapero, revivió al “pozolero”, que hacía lo mismo hace tan sólo unos años.

Aquí se trata de un nuevo capítulo de locura. De retar a las autoridades que van a paso de tortuga cuando los delincuentes avanzan a paso de gacela.

De ocho que participaron hay dos detenidos, por lo menos. En la mayoría de los sucesos violentos, no hay ni uno y se cree que todo queda en un suceso más o en un: “estaban en el lugar incorrecto”.

Pero por otra parte, los aspirantes a suceder a Enrique Peña nieto, que ya no le quedó otra que reconocer el fracaso del programa de Seguridad, creen que hablando de descalificaciones, que acusándose unos a otros de corruptos, lavadores de dinero o de mentirosos, ya tienen claro lo que harán.

Más notas sobre