www.capitalmexico.com.mx
Domingo 14 de Agosto 2022

Faltaba el notario y lo sorprendieron

 

Salvador Cosío es el notario que por cierto, ha negado haber firmado los papeles copias certificadas de la cesión de derechos de Anaya


En todo el escándalo que ha generado la indagatoria de la PGR sobre la venta de una nave industrial, propiedad de Ricardo Anaya, candidato del PAN, MC y PRD a la Presidencia de la República a una empresa Manhattan Master Plan, propiedad de Miguel Barreiro, próspero empresario queretano, así como del propio Anaya y que el Servicio de Administración Tributaria determinó que se trata de una empresa fantasma.

Las indagatorias no se hacen a la carta, es decir, pretendiendo ejercer presión al ir a la dependencia gubernamental para que la propia PGR le informe a Anaya si está señalado como lavador de dinero, puesto que la historia de la bodega vendida a Manhattan Master Plan –de acuerdo con Anaya– adquirió el terreno hipotecando su casa. No ha presentado los papeles de la hipoteca; construyó con una hipoteca del parque industrial donde compró el terreno. Hasta hoy, un parque industrial no da hipotecas para que se construya en los mismos terrenos que vendió y después, se hizo la operación de compra venta con una empresa cuyas escrituras acreditan un capital de 10 mil pesos. La mitad propiedad del chofer de Barreiro y la otra de una secretaria. ¿De dónde con 10 mil pesos, se podría comprar una nave que por la que se pagaron 54 millones 700 mil pesos?

Ahora bien, el dinero recibido por Anaya, recorrió varios paraísos fiscales. ¿Para qué hacerlo? Se trató de una compra-venta muy ventajosa para el candidato Anaya, que se cansa de explicar que él no hizo nada mal. La investigación, como va, apunta al comprador Barreriro como lavador de dinero. Se le congelaron tres cuentas de banco y el mismo próspero empresario, ya se amparó contra cualquier orden de aprehensión.

Sin embargo, en toda esta trama, faltaba que hablara el notario público que certificó la operación de la compra-venta de la nave industrial a la fantasma empresa Manhattan Master Plan, ya también investigada por inteligencia financiera de la secretaría de Hacienda. Salvador Cosío es el notario que por cierto, ha negado haber firmado los papeles copias certificadas de la cesión de derechos de Anaya a la empresa referida y más que eso, la semana pasada el propio fedatario denunció ante la PGR, la falsificación de su firma y añadió que los documentos en cuestión no tienen las características que con que se acostumbra.

Por ello, además negó conocer a nadie de la empresa Manhattan Master Plan y en su denuncia incluyó la falsificación de dichos documentos.

Así las cosas, Ricardo Anaya viajó a Alemania a entrevistarse con Angela Merkel y aprovechó el periodo de intercampañas para distraer la atención. No tarda en dar a conocer la PGR, qué es lo que permitirá ejercer acción penal contra Manuel y presuntos implicados.