Capital México

Opinión

La economía desde los “Criterios de la Política Económica”

La semana pasada compareció ante el Congreso el nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña, para presentar el Paquete Económico de 2017 bajo una premisa de superávit primario que contiene el crecimiento de la deuda pública en términos de su proporción al PIB.

Se estima que los ingresos totales del Gobierno Federal el año próximo crezcan apenas 0.4 por ciento en comparación con 2016. Los ingresos totales del gobierno serán de 4 mil 309.5 billones de pesos (millones de millones).

Si bien la recaudación de impuestos tendrá un incremento de 9.7 por ciento en términos reales, los ingresos por petróleo caerán por las bajas esperadas, tanto en precio como en producción.

El rendimiento de petróleo será de 202 mil barriles diarios menos que en 2016, situando la producción de 2017 en 1.92 millones de toneles diarios.

El precio promedio estimado es de 42 dólares por barril, siete dólares menos que el precio de 49 dólares que se tuvo pactado en coberturas durante 2016. Por lo tanto, los ingresos que soportarán el funcionamiento del gobierno serán nuevamente los que provengan de los contribuyentes.

Por el lado del gasto, los ajustes serán un elemento muy notorio del presupuesto del gobierno en 2017.

Los cuatro ejes fundamentales para contener el gasto serán: reformulación del gasto en servicios personales, reducción de los gastos de operación, preservación del gasto destinado al combate a la pobreza y prioridad de la inversión productiva sobre la administrativa.

El crecimiento económico esperado en 2017 se ubica entre 2 y 3 por ciento. Pero diversos analistas han cuestionado el pronóstico de crecimiento económico en 2017, vaticinando que lo que veremos serán los ya acostumbrados recortes a la perspectiva de crecimiento a lo largo del año.

Los factores externos como la debilidad de la demanda, el repunte de las presiones inflacionarias que ya se dejan sentir y la caída en la confianza de los consumidores al cierre de agosto de este año son elementos que dan pie a pensar que las discusiones sobre la probabilidad de los supuestos hacendarios para 2017 serán acaloradas.

@romero_hicks

Salir de la versión móvil